Extra

Actualidad

Adolescente más de dos meses en coma por negligencia médica

La madre exigió que se haga justicia. La niña está internada en el hospital de Trauma.

El 18 de julio, fue la última vez que Blanca Díaz vio a su niña a los ojos: la muchachita de 13 años lloraba de dolor. Desde aquel día, los días se convirtieron en eternos minutos, horas y días de pesar para Blanca. Esa tarde, su mimada entró en coma.

Todo había comenzado con una llamada de las autoridades del cole, donde Violeta de los Ángeles González Díaz estudiaba. La menor, con fuertes dolores menstruales fue auxiliada por su madre hasta el hospital más cercano: el materno infantil del barrio San Pablo.

Aquel episodio de dolor y desesperación para su madre fue el preludio de la más horrible pesadilla, que hasta hoy día soportan sus padres, pues un desgarrador mensaje en Facebook, conmocionó las redes.

“Le atiende un licenciado pasándonos junto al Doctor Omar Flam donde le revisa a mi hija que no tenía fiebre solo náuseas por su cólico menstrual, me pregunta si es alérgica a la dipirona y yo contesto que no es alérgica me dice que hará un procedimiento con Ondacetron a la cual pregunto para qué sirve ese medicamento y me responde que un medicamento que se usa en esos casos”, relató la madre el pasado 20 de septiembre.

“Nos hicieron pasar junto a la licenciada en donde con el Dr Bareiro le hacen una broma incomoda diciéndole a mi hija que era grande la jeringa que usaría por la cual vuelvo a decir 'si así le van a tratar a mi hija que la iba retirar de de ese lugar', entonces se acercan tanto la Licenciada y el Doctor Bareiro para aplicarle los dos medicamentos”, continuó.

“Con el ondacetron sin goteo, usando solo la mariposita, mi única y amada hija sufre un paro cardio respiratorio, en donde mi vida se vino abajo”, tecleó la madre. Luego de veinte minutos de reanimación, la niña fue trasladada hasta el hospital de Trauma.

“Son unos asesinos vestidos de blancos, cómo pueden dormir tranquilos desde ese día dejándole a mi hija en coma, díganme gente, una niña sana y hermosa. Pido justicia para mi hija y que ni un niño más sea víctima de negligencia. Mi familia está destrozada”, acabó diciendo.

Sobre el tema, el Dr Vicente Acuña, director del hospital San Pablo comentó que la intervención del nosocomio se realizó en aquel momento de forma inmediata y que desde entonces, el caso está judicializado.

Dejá tu comentario