Puente caído: "Es un milagro que mi hijo se haya salvado"

Familia de joven camionero que sobrevivió a la caída en el Puente de Tacuatí organiza rifa para costear gastos.

“Abuela, quiero hablar con mi papi”. Ese es el constante reclamo del hijo de 2 años de Rodney David Areco a doña Ninfa Riquelme. El joven de 23 años es el tercer sobreviviente del mortal accidente registrado en las últimas horas del pasado miércoles en Tacuatí, San Pedro, donde el puente que pasaba sobre el arroyo Lorito se desplomó.

“Es demasiado apegado a su papá, le llama cada rato para verle por videollamada pero él dijo que prefiere que no le vea así porque su cara está hinchada”, dijo la señora. Rodney está internado en el Hospital del Trauma de Asunción. allí fue trasladado para una mejor atención.

Su madre contó que sufrió múltiples fracturas de mandíbula y que está a la espera de su segunda cirugía. “Mañana (por hoy) tienen que hacerle una tomografía y luego va a entrar a cirugía otra vez, tiene seis fracturas en la mandíbula y también sangrado en la cabeza”, señaló. Sus familiares tratan de hacerle hablar lo menos posible pero él les contó los detalles de lo que ocurrió aquel día.

“Hasta poco antes de las once de la noche estuvo comunicándose con su señora. Llovía mucho y había niebla. Él cayó y quedó inconsciente luego, la camioneta Kia cayó sobre ellos”, relató doña Ninfa. La camioneta era la que manejaba Juan Galarza, quien había contado también a EXTRA que, al caer, vio a Rodney y su copiloto -amigo y compañero de laburo- Leonardo Denis, quien falleció al instante.

“Fue un momento espantoso, quería que sea un mal sueño. Es un milagro que mi hijo se haya salvado. Es una tragedia, no accidente”, aseguró. Ninfa mencionó que esa es la ruta normal de su hijo desde Ciudad del Este hacia Concepción y que todas las semanas viaja para llevar mercaderías.

“¿Quién iba a imaginarse que no había más puente ahí? Él cruzó y se cayó directamente al vacío, el puente ya no existía cuando él iba a cruzar”, cuestionó la mujer. Al igual que las demás víctimas del episodio, se quejó de la falta de respuesta de las autoridades ante los reclamos de los lugareños, quienes avisaron que el puente estaba deteriorado, pero el MOPC no vio un “posible derrumbe”.

“Por la inoperancia de nuestro gobierno estamos acá”, expresó la mujer.

Harán una rifa

Ninfa contó que, si bien el MOPC habilitó una cuenta en la farmacia para cargar a cuenta del ente los remedios, la familia está organizando una rifa para costear los gastos de internación y para su recuperación, pues por algún tiempo no podrá laburar. “Su señora tampoco está trabajando, nos turnamos para cuidarle”, afirmó la familiar.

Para ayudar, pueden contactar al (0982) 599 161, número de Andrea Areco, hermana de Rodney, quien se encarga de la organización de la rifa y las demás actividades para costear los gastos del joven y su familia.

Dejá tu comentario