Hacen planteras con rostro de Santiago Arzamendia y otros albirrojos

Dejó de dirigir por la pandemia y entró a otro rubro. Arzamendia está entre las obras del Perci Florenciáñez.

Obligadamente la pelota tuvo que parar por culpa del COVID-19 dejando sin trabajo a muchísima gente que se dedicaba al deporte rey.

Y si bien el mundo de a poco va volviendo a la normalidad todavía hay muchas ligas que no han entrado en acción.

Acá por ejemplo las competencias de tierra adentro continúan sin autorización. Es en este contexto que un exitoso técnico iteño cambió de rubro y apostó a un floreciente negocio. “Cuando empezó la pandemia, mi marido se quedó sin trabajo, él es entrenador de la liga iteña y fue su idea la de vender planteras”, explicó a EXTRA, Liz Rosana, esposa del timonel Perci Florenciáñez.

La pareja comercializa desde la casa nomás, ubicada en Posta Gaona, específicamente en el kilómetro 31.

Número de contacto.JPG

“Compramos hechas las planteras pero los detalles de las manos y los piecitos hace Perci, mientras que yo me dedico a pintar”, explicó la mujer.

La venta aumentó cuando decidieron agregarle algo de ingenio al producto, que por supuesto tiene que ver con el fútbol. “Apostamos a personalizar los pedidos y tenemos por ejemplo las planteras de la Albirroja, de los clubes de fútbol que se nos pide mucho”, indicó Liz.

Sobre pedido

La guapa pareja incluso dibuja el rostro de los propios futbolistas en las planteras. “Hacemos sobre pedido todo y por ejemplo nos solicitaron el de Santiago Arzamendia, a quien tanto le cañearon”, he’i voi Liz, con una carcajada.

La esposa del timonel dio además detalles de los precios y tamaños.

“Tenés desde G. 25 mil, de 16 centímetros de altura; G. 35 mil, 24 cm; G. 40 mil, de 28 y hasta G. 50 mil que sería de 33 centímetros”, explicó.

204~001_29108637.jpg
205_29107451.jpg
203_29107427.jpg

Volver al ruedo

Perci Florenciáñez dirigió a equipos como Porvenir, Oriental, 24 de Octubre, entre otros, todos de la liga iteña.

El último título como timonel lo alzó en el 2018 con el Club Sportivo Las Piedras. Según su esposa no descarta volver al ruedo solo espera la oportunidad.

“Cuando comiencen los torneos de la UFI volverá otra vez a lo que a él le gusta que es dirigir”, comentó Liz, quien señala que de momento le meterán a full al negocio.

Dejá tu comentario