Fama

"Los pasajeros buscan conquistarme"

Lari Recalde, la azafata sexy, contó que los muchachos hacen de todo para llegar a ella. Mencionó que hay mucha envidia y competencia entre sus colegas.

¡Los muchachos no pierden el tiempo! Lari Recalde es una azafata de 20 años de edad quien no pasa desapercibida a la hora de trabajar gracias a sus curvas y su innegable belleza. Contó a EXTRA que le resulta muy simpático cómo algunos pasajeros hacen de todo con tal de ser atendidos solo por ella y lograr sacarle su número de teléfono para luego tener más cercanía.

“Pasa eso, siempre hay alguien a quién le llamás la atención. Ya me pasó en varias oportunidades, inclusive es curioso el interés que usan para contactarte de alguna forma después”, dijo.

¿Pero qué exactamente hacen cuando la quieren conquistar?, ella respondió: “El hombre siempre llama la atención, por la personalidad que tiene, al ser apuesto, educado, inteligente, y al ver las maneras que puede ingeniarse para conquistarte o de alguna u otra forma para hablarte”.

15 a f2_20340108.jpg
Luego de aterrizar, algunos pasajeros se acercan a ella a pedirle su número para invitarla a cenar.
Luego de aterrizar, algunos pasajeros se acercan a ella a pedirle su número para invitarla a cenar.

No es fácil

Lari dejó en claro que cuando esto sucede ella les aclara a los pasajeros que está en su horario laboral y prefiere no mezclar lo laboral con lo personal.

“Amistades sí, pero en lo sentimental es mucho mejor alejar lo profesional de lo personal para evitar cualquier tipo de problemas, además nunca le conocés a la persona y mejor nomás quedarse al margen”, señaló.

Son mala onda

Lari destapó que entre las azafatas hay mucha competencia porque siempre tienen que verse impecables y nunca falta la que crea comentarios maliciosos hacia otra chica solo por mala onda.

“Eso siempre, nunca te salvás de eso. Desde el primer día sí o sí ya hay ciertas envidias, ya que una puede ser más alzada que la otra, y obviamente digamos que cada una es celosa por su puesto de trabajo”, puntualizó.

Explicó que muchas veces ellas son el morbo de los muchachos, quienes tienen fantasías con las aeromozas: “Yo diría que sí, ya que los oficios que más hacen fantasear a los hombres corresponden a perfiles de mujeres simpáticas, abiertas y sonrientes. Las azafatas son un claro ejemplo (ríe)”.

Dejá tu comentario