Fama

Fátima: "Querían dañar mi reputación"

A Junior le conoció mucho antes de que se casara con Dahiana Bresanovich. Román dijo que inventaron muchas cosas sobre ella para arruinarla como persona.

¡Esposíblena! Pasan los años y aún existen personas que no pueden ver una foto de Fátima Román demostrando su amor a Junior Rodríguez porque los calificativos en su contra como “quitamarido” no se hacen esperar.

Ella estuvo sentada con Kike Casanova en el programa ID Famosos, en donde desnudan las verdades de los famosos, y contó que en la vida se cruzó con personas que se ocupaban de buscar la manera de dejarla mal parada ante la sociedad, según ella inventando historias que jamás ocurrieron y que en su momento le hicieron mucho daño.

Llegó primero

La cumbiera contó que ella cree que la vida le mandaba señales para que se diera cuenta que el amor de su vida era el locutor. La relación comenzó como una hermosa amistad, mucho antes de que él asumiera compromisos con su exesposa, la periodista Dahiana Bresanovich.

“Yo creo que había luego tensión porque nosotros nos conocemos desde que yo soy una nena, antes de que él haya tomado un compromiso, antes de que él se haya casado, fuimos amigos. Imaginate lo que fue para mí de que vos tenés afinidad con un amigo, le contás tu infidencia, le contás con quién salís, le contás que hacés y yo ahora le miro y no puedo creer que es mi pareja y digo ‘nderakor*’, vos ya sabés todo’, ¿entendés?”, decía entre risas.

83136963_3015978051856123_3180788975619416903_n.jpg

Aunque ella aclara una y otra vez que no siente rencor por las personas que buscaron difamarla, en la entrevista se notó que esos episodios la marcaron bastante. Asegura que estas personas, a quienes no quiso nombrar, no lograron el objetivo y ahora la ven realizada.

“El tema de nuestra relación fue muy vidriosa, se dijeron demasiadas mentiras con tal de arruinar mi reputación, de dejarme por el suelo”, mencionó.

¿Fue amor a escondidas?

Llamativamente, Fátima dijo que su noviazgo con el presentador radial ya era una realidad, pero que no podían salir a contar en los programas o en los diarios por un pequeño e importante detalle: él no se divorciaba todavía.

“Cuando empezamos a salir no podíamos decir que éramos pareja porque él estaba en pleno proceso de divorcio, nos llamaban de diarios, programas, pero no podíamos decir porque estábamos respetando el divorcio. Soy lo que dice mi conciencia, no lo que la gente dice de mí”, expresó.

Dejá tu comentario