17 jul. 2024

Hizo giros por 12 palos, no tenía la plata y dijo que huésped le jodió

El acusado se defendió y aseguró que él también fue víctima de una trampa. el Raro caso ocurrió en Encarnación, Itapúa.

detenido por estafa.jpeg

Ezequiel Galeano es administrador de un hotel y dijo que solo quería complacer a un huésped.

Foto: Más Encarnación

Ezequiel Alberto Galeano Cantoni (27) llegó hasta el local “Century.com”, una empresa de servicios financieros y telecomunicaciones, ubicado sobre la Avda. San Roque González de Santa Cruz, en Encarnación, y comenzó a pedir realizar giros.

El hombre, primero pidió girar a su número de teléfono y luego a su cuenta de banco. Cuando ya parecía bastante sospechoso, el cajero le pidió que abone el monto, por lo que Galeano comenzó a ponerse nervioso y se puso a hacer llamadas.

Después de varias idas y vueltas, finalmente admitió que no tenía el dinero para pagar.

Fue así que el dueño del local lo retuvo hasta que llegó la patrullera de la Comisaría 2° local.

“Él mandaba a su propia cuenta varios montos, fue así que llegó hasta la suma de un poco más de G. 12.000.000”, informó el suboficial interviniente Mathías Acosta.

¿Tenía cómplice?

El uniformado indicó que, ni bien se mandaba los giros, había alguien del otro lado que recibía el código y retiraba al toque la plata. Así estuvieron por varios minutos en el local.

El sujeto fue denunciado por estafa y fue llevado a la sede policial a disposición del Ministerio Público a cargo de la fiscala Zulma Brittos. Una vez que llegó a la sede policial, el acusado juró y perjuró que iba a devolver toda la plata.

La versión de que dio el joven a la Fiscalía

La fiscal Zulma Brittos explicó a EXTRA que el muchacho fue liberado y no está imputado aún.

La versión que dio es que él también fue estafado. Él es administrador de un hotel y le dijeron que el hijo de una persona muy reconocida se iba a hospedar. El estafador le pidió crear billeteras virtuales para recibir dinero.

“Envió a varios números, también a una aplicación. El supuesto huésped le pedía que deposite: G. 300mil, G. 950mil, hasta llegar a G. 12.000.000. Porque el estafador le pedía los códigos que le llegaban al celular y retiraban al instante”, explicó.

El caso seguirá siendo investigado y rastrearán al número del cual se comunicaron con el muchacho.