Deportes

"Si ganábamos, no iba a quedar así nomás"

Bustamente se refugió en el vestuario con sus hijos.

Lo más hablado no fue el espectáculo que se tuvo en el campo de juego, sino lo que pasó con la parcialidad del Sportivo Luqueño, que no tomó nada bien el empate ante el 3 de Febrero de CDE.

Recién a las tres de la madrugada pudieron regresar los esteños, porque tuvieron que refugiarse en el vestuario con sus seres queridos, debido a los incidentes. “Como le dije a mi papá, le agradezco a Dios que no hayamos ganado, porque si ganábamos ese partido, eso no iba a quedar así nomás”, explicó el jugador esteño, Héctor Bustamente, quien metió a su hijo de dos meses y a su hija, en los vestidores.

Embed

Chucky pensó que su familia ya estaba en el móvil, por el mal tiempo, pero la gente de la prensa les alzó arriba a la cabina. Una vez terminado el juego, no sabe cómo llegó tan rápido hasta arriba, en las Preferencias, donde las encontró asustadas y llorando por los disturbios.

Como no podía ser de otra manera, Bustamante quiere que frenen este tipo de actos vandálicos.

“Fue una lástima lo que pasó, porque hay familias que se van a disfrutar. Llegó un momento de desesperación cuando las criaturas empezaron a llorar, no sé cómo podemos eliminar este tipo de cosas que afecta mucho al fútbol”, se sinceró.

Embed

Hasta el momento, 29 personas fueron detenidas por los desmanes.

Factor fortuna

Para Héctor, es posible que el Diablo logre salvarse del descenso, pero para eso deberán encajar unos cuantos éxitos al hilo. “Por lo menos sirve para sumar, si no se puede ganar es bueno no perder (en referencia al partido empatado del viernes). Nos faltó un poquito más de suerte como en otros partidos. Aún dependemos de nosotros: metiendo 2-3 triunfos, nos metemos de lleno en la pelea”, expresó el jugador.

Dejá tu comentario