Extra

Deportes

Maradona casi terminó a los puños en México

El DT de Dorados de Sinaloa no se bancó los insultos de los hinchas rivales.

El Dorados de Sinaloa había pegado en casa en el primer combate (1 a 0) y viajó hasta San Luis Potosí para redondear una gran labor y coronar un gran campeonato en el Ascenso de la Liga mexicana, de la mano de su DT, el argentino Diego Maradona, que tuvo que sufrir los 90 minutos desde el palco por su expulsión en el duelo de ida.

La noche parecía soñada. Los carteleros llegaron a ponerse adelante en dos ocasiones. Sin embargo, el Atlético San Luis, lejos de responder con un “e'a y weno”, mostró sus uñas de guitarrero, dejando bastante amargado al Diego y sin el título.

Cuando bajaba de las plateas, el Pelusa se cruzó con un grupo de hinchas locales, que lo estaban esperando en la entrada al ascensor. "Maradona se la come, Maradona se la come", fue el coro que enervó al argentino, quien intentó lanzar puñetazos y patadas.

"¿A quién? ¡Vení, p...! ¡La chinga de mi madre! ¡Suéltenme, la p... que lo parió! ¡Quiero que me lo digan en la cara!", desafió el 10, que fue retirado rápidamente por su numerosa comitiva.

¿quién te conoce?

En el vestuario local también se acordaron del excampeón del mundo en México 86', quien había sido era más rival que el propio Dorados de Sinaloa. El futbolista argentino Marcos Astina, volante del Atlético San Luis, grabó un video mientras cantaba: "un minuto de silencio, para el Diego que está muerto...".

Calentita final del ascenso azteca, con Maradona amargado por la derrota, los insultos de la afición rival y por no poder lograr el título.

Embed
Embed

Dejá tu comentario