COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 7300
G 7400
PESO AR
G 18
G 23
REAL
G 1380
G 1470
PESO UY
G 180
G 250
EURO
G 7400
G 7900
YEN
G 35
G 60
clima
26.1º C

Actualidad

Tras casi 4 años preso por feminicidio, le liberan de culpa

El hombre fue imputado y acusado por crimen de una niñera y una nena de 11 meses desaparecidas y halladas muertas en Katueté.

"Yo no le maté, tienen que investigarle a su marido", reclamó desde el día uno de su detención Eduardo Villalba Benítez, pero nadie le escuchó. El hombre de 35 años, fue detenido en enero del año 2019 sindicado como autor de la desaparición y muerte de Mía Soledad Mendoza (11 meses) y su niñera, Mabel Blanca González.

Cuando desaparecieron las dos personas fue procesado por coacción, coacción grave y desaparición de personas. Luego, después de 19 días, se encontraron los cadáveres y le imputaron por feminicidio y por homicidio doloso. Luego de casi cuatro años en prisión (en total 3 años y 11 meses), fue a juicio oral y público, donde un Tribunal lo absolvió de culpa y pena.

Todo empezó con la desaparición de Mabel y Mía el 9 de enero de 2019, denunciada por su marido, José Dolores Ortega un día después, sindicando a Eduardo como sospechoso. "Le acusó de la desaparición. Dijo que le amenazaba a la señora y supuestamente no sabía por qué le amenazaba. Esa historia le dice al papá de Mía para que se vaya a hacer la denuncia contra Eduardo. El primer sospechoso, único procesado, era Eduardo Villalba Benítez", relató la Dra. Rosalina Delvalle, defensora del hoy absuelto.

La abogada contó que Eduardo estuvo bajo amenaza por José Dolores durante los primeros tiempos de la desaparición debido a que, él había sido testigo del crimen, sin saber que ella había muerto.

La abogada explicó que el concubino de la fallecida le obligó al encausado a citar a la mujer en un lugar alejado de Katueté, donde la mató frente a él. Casualmente esa comunicación que tuvo con Mabel antes de que desaparezca fueron los últimos contactos registrados en el cruce de llamadas y la única prueba con la que contaba la fiscalía para acusar a Eduardo.

"José Dolores Ortega le mató a Mabel en presencia de Eduardo, ese mismo día de la desapareción le mató. Su objetivo era matarle a Eduardo y a la señora. Eduardo hasta ahí conocía el hecho. Cuando le encuentra después de tres días a José Dolores en la calle y le consulta dónde están Mabel y la criatura, le dice que están en el hospital y que más vale que no cuente nada o le iba a matar. Eduardo ni siquiera supo que estaban muertos, hasta que se entera por la prensa", indicó la abogada.

Lo llamativo del caso, es que a casi cuatro años del crimen, el presunto se encuentra prófugo y con paradero desconocido. Se presume que salió del país.

Dejá tu comentario