20 jun. 2024

Trabajadoras domésticas, entre los más afectados por bajos salarios y subas

Incendios forestales afectarán en los próximos meses. Empleadas domésticas cobran menos que antes de la pandemia.

20220221-004materialA,ph01_17298_32483249.jpg

Una preocupación no menor de las empleadas domésticas son los gastos para la vuelta a clases presenciales en escuelas y colegios, porque la gran mayoría son mamás, indicaron.

“La gente después de la pandemia se está acostumbrando a pagar menos”, dice Myriam Agüero, presidenta del Sindicato de Trabajadoras Domésticas del Paraguay.

Así resume la crisis que está golpeando a su sector y que se siente mucho más con la suba de precio de varios productos.

Si antes ellas trabajaban todos los días en una casa, ahora son contratadas para ir solamente tres veces por semana, por ejemplo.

Tratando de acercarse al sueldo mínimo las empleadas laburan con dos o tres familias, pero el drama está en lo que les ofrecen como pago y lo que cuestan las cosas.

Además, hay muchas que salieron de IPS (Instituto de Previsión Social) al ser despedidas desde el inicio de la pandemia.

La mayoría de ellas volvió a conseguir trabajo, pero ya en otro lugar y sin seguridad social.

Según el Boletín Trimestral de Empleo del Instituto Nacional de Estadística (INE), en los últimos tres meses del año pasado había 265.000 personas en el empleo doméstico en el país (sin incluir Boquerón y Alto Paraguay).

En el área urbana eran 180.623 y en zonas rurales, 84.599.

Los sindicatos de trabajadoras estiman que solo el 10% aporta al IPS.

Agüero manifestó que el año pasado pidieron al Ministerio de Trabajo que haga una fiscalización en el sector doméstico, pero hasta ahora no se hizo.

“Este año, la ministra dijo que va a ver la forma, porque tienen pocos inspectores. Prácticamente nos dio a entender que la prioridad eran las empresas con mucha gente”, expresó.

Rurales

Simeona Brítez, presidenta de la Asociación de Trabajadores Rurales, que trabaja principalmente con los empleados de estancias y empresas en el Chaco, mencionó que se está viendo más desempleo entre la gente de 40 años de edad para arriba.

Los incendios que arrasaron campos desde varios meses atrás hará que los números del próximo informe nacional sean más negativos.

Una de las consecuencias es que los propietarios dejaron de contratar gente para trabajar la tierra, explicó.