23 feb. 2024

Suegra acusada por violencia: “Mi error es querer demasiado a mis nietas”

La doña asegura que la joven inventó todo para hacerla quedar mal. Su nuera la había denunciado por maltrato y por querer “robarle” a sus hijas.

Imagen de WhatsApp 2023-10-16 a las 14.24.14_1ab0fa62.jpg

La señora tiene prisión domiciliaria y orden de alejamiento. Solo pide ver a sus nietas, dijo.

Gentileza

Blanca Cáceres (40), de Concepción, fue denunciada por su nuera, Talía Araña Ramírez (26), por violencia familiar y por querer “robar” a sus hijas de 2 y 4 años. Ahora, la suegra pidió dar su versión y negó la acusaciones.

“Es la segunda vez que se va de la casa, hace dos años tenía solo una hija, la llevó y la dejó con una nena de 14 años. Mi nieta no comía bien, tenía la cara toda rasguñada. En ese entonces, en la Codeni le dijeron que la criatura se quedara conmigo mientras ella trabaja, y me dieron la guarda de mi nieta”, dijo.

La joven se embarazó, por lo que se fue nuevamente a vivir con su pareja, según la suegra.

“Ellos viven en la casa de mi mamá y esta chica es muy celosa, hace escándalo por alguien que le pone ‘Me encanta’ a la foto de mi hijo en su Facebook, o porque las vecinas le saludan ella cree que ya le engaña con ellas”, agregó la doña.

¿No hubo agresión?

Ña Blanca relató que ese día su mamá le llamó y le contó que, a las 6:00 de la mañana, la chica salió de la casa con las dos criaturas y, como ya eran las 15:00, hora que debía entrar a trabajar y dejar las criaturas con ella, y no regresaba, se preocupó y fue al trabajo de su nuera.

Según su versión, solo fue a preguntarle dónde estaban sus nietas y con quién las dejó, pero la chica le gritó que no le va a decir nada, por lo que ella se fue a la comisaría a dejar constancia de que si llega a pasar algo a las nenas, la mamá sería la responsable.

Nota relacionada: “Te voy a quitar a tus hijas por las buenas o por las malas, aunque te tenga que matar”, amenazó suegra

“En la comisaría me pidieron el documento del juzgado de paz donde alega que yo tengo la guarda de mi nieta, me fui a buscar, pero cuando regresé otro policía ya estaba y era muy argel. Me dijo que ellos ya saben dónde está, pero que no me van a decir, yo insistí y en eso me agarró del brazo y a la fuerza me sacó afuera y como hay gradas, me caí”, añadió.

Eso vio su hijo de 15 años, que empujó al oficial reclamándole que le haya tocado a su mamá. Por esto, ambos quedaron detenidos.

“Esta chica no está bien, la gente no sabe lo que yo paso como mamá y como abuela. Mi único error es querer demasiado a mis nietas”, finalizó la suegra.