Extra

Actualidad

Soldado del PCC pilló a su sombrero y se vengó de la peor manera

La mujer se metió con un jubilado que le doblaba en edad. Fue obligada a llevar a su amante a una emboscada, donde ella se negó a matarlo. Enterate lo que pasó después.

Un soldado del PCC pilló que su novia andaba con un jubilado y planeó una brutal venganza obligando a la mujer a que atrajera al amante hasta una cantera de Dourados (Brasil), donde el “cuerno” fue ultimado y arrojado a un lago. El criminal, identificado como Jackson Avalo de Araujo (23), “El Alquimista”, se quedó con la plata de la víctima a quien además le robó el auto, que fue vendido en el lado paraguayo.

Todo comenzó hace aproximadamente dos meses cuando Orivaldo Martins da Silva (61) se involucró con Jaqueline da Silva Padilha (30), a quien ayudaba económicamente. No tardó Jackson en enterarse del engaño, por lo que, en medio de un gran enojo, explotando de celos, le dijo a su novia que para solucionar la situación y como “prueba de amor” debía llevar al jubilado hasta un lugar donde ella misma debía matarlo.

¿Estaba vivo?

El martes 4 de septiembre, para concretar lo pactado, la mujer invitó a su amante a dar un paseo por los alrededores. Así, Orivaldo alzó a Silvia en su Chevrolet Corsa y se dirigieron hacia una zona apartada de Dourados, ciudad distante a poco más de 120 kilómetros de la frontera con Paraguay.

Al llegar al lugar, el novio estaba esperando con un compinche, Elvis Luciano Tavares (20). Ambos reventaron a golpes al jubilado, pero la mujer –que debía encargarse del resto- se negó a matarlo. Entonces, el propio Jackson golpeó con un palo a Orivaldo y lo arrojó a un lago, donde su cuerpo sería encontrado cuatro días después. No se sabe si el hombre estaba vivo todavía cuando fue lanzado al agua.

Auto rematado en Paraguay

Mientras tanto, Jacson y su compinche Elvis se quedaron con los 1.000 reales de la jubilación que el sesentón había cobrado el día anterior. Luego, subieron al auto de la víctima y lo trajeron hasta Paraguay, donde vendieron en 3.000 reales (equivalentes a unos 4.500.000 guaraníes) y volvieron a Dourados.

Diez días después de matar al jubilado, Jackson y Elvis habían participado también del asesinato de Josival Alves de Lima (37), cuya muerte había sido decretada por el “tribunal del crimen” del PCC. Estos macabros juicios son practicados por miembros de la mencionada facción criminal.

Ambos cómplices fueron detenidos el 16 de noviembre último, junto a otros dos criminales que participaron de la muerte de Josivan. Justamente cuando se investigaba la muerte del “tribunal del crimen” se descubrió que también habían matado al jubilado. Jaqueline está presa desde hace diez días y fue presentada hoy por la policía, junto a su novio y el tercer cómplice, informa Campograndenews.

Dejá tu comentario