Extra

Actualidad

Senador pidió expulsar a paraguayo y otros manifestantes extranjeros

"Espero que estén listos para salir del país", declaró el legislador, al tiempo de rechazar que sea un xenófobo. Hace dos años, por declaraciones parecidas, la embajada paraguaya en Argentina había sacado un comunicado.

El senador argentino Miguel Pichetto generó revuelo al afirmar que los extranjeros detenidos en la protesta por el presupuesto, entre los cuales está un paraguayo, deben “estar listos” para salir del país. El legislador dijo que no era xenófobo, pero insistió en que así debe actuar un país serio.

Al menos 27 personas habían sido detenidas durante la manifestación el miércoles último, pero todas quedaron en libertad horas después. Entre los mismos estuvo el paraguayo Luis Fretes, un supuesto anarquista de 26 años, según la prensa argentina. El mismo está hace dos años viviendo en Argentina, agregan.

"Espero que los cuatro extranjeros, y en esto no tengo ninguna mirada xenófoba, ninguna estupidez de esas que siempre dicen, pero los dos venezolanos que hemos recibido generosamente los argentinos con esta visión alegre que tiene el Gobierno, que han entrado más de 80 mil, el paraguayo y el turco ya estén en el departamento de migraciones listos para la salida del país", declaró Pichetto.

Ya en el 2016, Pichetto había planteado que Argentina exija una compensación a los gobiernos de Paraguay y Bolivia por la atención médica que reciben en el vecino país. En una entrevista se preguntaba entonces "cuánta miseria puede aguantar Argentina recibiendo inmigrantes pobres". Su declaración había motivado un comunicado de la embajada paraguaya en Argentina.

Entrevistado por radio Mitre, el legislador dijo que lo ocurrido en las inmediaciones del Congreso fue un hecho “preinsurreccional” que atribuyó a sectores violentos de la izquierda, algunos partidos con representación institucional y “a los que le gusta alentar el fuego”.

No obstante, el propio gobierno argentino impulsó acciones para lograr la expulsión rápida de los extranjeros involucrados en los incidentes frente al Congreso argentino. En relación a los venezolanos, indagan si son espías del presidente Nicolás Maduro.

Por otra parte, actualmente existe un plan de las autoridades argentinas de expulsar a los delincuentes condenados que hayan cumplido la mitad de sus condenas mandándolos de vuelta a sus países de origen. El mecanismo, que ya empezó a devolver reclusos a otros países, alcanzaría a unos mil paraguayos actualmente recluidos en cárceles del vecino país.

Dejá tu comentario