17 jul. 2024

Policía acusado de matar a militar desapareció de Tacumbú y le costó raje al director

Policía mató a militar y aprovechó reposo para huir, pero le atraparon_5c777c9c-4cdf-4f6b-a79e-62cea0da21d5_40493261.jpg

Oliver Daniel Lezcano Galeano, policía fugitivo procesado por el homicidio del militar.

El conteo rutinario de las 19:00 horas acabó una vez más con el misterioso escape de un recluso en la cárcel de Tacumbú y una vez más se trata de un peligroso personaje. De acuerdo con la información proveída por el departamento de prensa del Ministerio de Justicia, se comprobó que el interno 43.312 Oliver Daniel Lezcano Galeano, de 22 años, no estaba.

Oliver es nada más y nada menos que el personal policial con grado de Suboficial Ayudante que está procesado por el estremecedor crimen del militar y conductor de Bolt Líder Javier Ríos Cañete, desaparecido durante 12 días en enero pasado y hallado muerto en la Reserva San Miguel, en la Costanera de Asunción, el 24 de ese mes.

El agente ingresó a la penitenciaría el 27 de enero, sindicado como autor del asesinato, en la causa también está investigada su esposa, con quien fue fotografiado Oliver rondando la escena del crimen, a días del homicidio registrado en la zona de barrio Chiquito, Asunción. Ada Arasy Ruiz Díaz de Lezcano habría ayudado al asesino a deshacerse de evidencias.

De acuerdo con los datos proveídos por los encargados del lugar a la policía, el fugado se encontraba en el sector de Admisión que, anteriormente, era utilizado como celda VIP en el recinto. “No sabemos por qué estaba ahí, generalmente deben permanecer un tiempo limitado y luego integrarse a la población. O tampoco sabemos si por algún motivo, volvió ahí, pero es la información que nos brindaron”, indicó a EXTRA el comisario López Silva.

Por su parte, el director de Establecimientos Penitenciarios, Rubén Peña, dijo a Monumental 1080 AM que no descarta la posibilidad de que miembros del clan Rotela estén reteniendo u ocultando a Lezcano en el interior de algún pabellón.

Ante este nuevo episodio en “la cárcel más peligrosa del mundo”, el ministro Angel Barchini dispuso la destitución del director Manuel Garay.

La fuga de Olvier no es la primer en el año y se suma a una serie de episodios que fueron en aumento desde el año pasado. Antes de ayer, David Diosnel Álvarez Duarte se fugó de la Granja Ko’ẽ Pyahu, a 6 meses de cumplir su condena por tráfico de drogas.

Del mismo sitio se había escapado también Édgar Aparicio Agüero Olmedo, de 61 años, el 29 de junio pasado. Estaba condenado por robo agravado.

Entre los fugitivos figuran varios procesados por homicidio doloso. En noviembre de 2022 fueron cuatro, entre ellos Hugo César Lazarte, quien habría participado en la liberación de Jorge Salinas, alias Samura, donde fue asesinado el comisario Félix Ferrari.

Otra polémica fuga fue la de César Ramón Ortiz Sosa, alias Gordito Lindo, que estaba preso por hurto especialmente grave y reducción. Él escapó vestido de mujer.