Actualidad

No se "hallaba" más y se escapó del hospital con una herida de bala en el cuello

Un amigo le disparó el pasado sábado tras una discusión.

Cansado de recostar su espalda en la incómoda camilla de hospital, un joven de 28 años decidió escapar antes que le realizaran la curación del día de ayer, por una bala que atravesó su cuello dejando una delicada herida abajo mismo de su manzana de Adán.

Sergio Iván Acosta Báez había sufrido el impacto el pasado sábado, cuando discutió con un amigo y este, de nombre Delio Benítez, le aplicó el balazo. El hecho ocurrió a orillas del subembalse del barrio San Antonio Ypecurú de Encarnación.

Desde entonces permaneció internado en el hospital Regional de Misiones pero ayer se lo trasladó al hospital regional de Encarnación, de donde él decidió huir, para ir a descansar a su propia casa.

Pero la herida retrasó su paso y antes de llegar a pie hasta su residencia, la patrullera de la comisaría 37 local lo alcanzó. “Se escapó porque no se hallaba más en el hospital, nos dijo. Está con un respirador, medio grave”, comentó a EXTRA el Suboficial Principal Víctor Ozuna jefe de la citada dependencia.

El uniformado mencionó que tuvieron que, junto con sus parientes, convencerlo de que su estado aún era delicado y debía regresar al hospital para recibir la atención médica adecuada. Finalmente, lograron que desistiera de volver a su residencia y lo trasladaron nuevamente al hospital, donde permanece internado.

Los efectivos policiales se abocan a la ubicación del autor, quien tras cometer el hecho se había dado a la fuga. El hecho es investigado por el Ministerio Público.

Dejá tu comentario