Actualidad

"No puede ser que esté suelto y nosotras escondiéndonos"

Acosador se llama Pedro Benjamín Fernández Cardozo. Hay siete víctimas del hombre, que tiene antecedentes por coacción.

Caballeroso, empático y detallista. Así se mostró en un primer momento Víctor, quien alertó a Sabrina Toledo sobre una moto que la perseguía cuando ella hacía su rutina de ejercicios en el parque Carlos Antonio López del barrio Sajonia, en Asunción.

La chica de 21 años se mostró agradecida y esperando que los ladrones desistieran de sus intenciones, inició una conversación con el desconocido.

Las víctimas denunciaron pero nada se hizo

Él le contó que llegó a trabajar para la policía y que conocía los peligros de la calle. Le pidió su número y, un poco más tarde, le escribió para asegurarse de que ella había llegado sana y salva a casa.

El hombre le dijo que era la mano derecha de su jefa, en una multitienda, donde hacía sesiones de fotos como productor fotográfico y que le conseguiría una cita para promocionarla. Asustada por la insistencia del desconocido, Sabrina empezó a evitar responderle, hasta que el hombre comenzó a ser agresivo.

“La próxima que te vea le digo a los motochorros que te roben por mentirosa”, fue uno de los mensajes. Luego, incluso, la amenazó de muerte.

“No puedo creer que él esté suelto y nosotras escondiéndonos”, lamentó Sabrina, quien agregó que tuvo que llevar a su hijo a vivir a otro sitio por miedo a que el hombre fuera a buscarla. “No sé más qué hacer”, expresó.

Otro caso

Otra víctima comentó a EXTRA que conoció al hombre en zona de la Terminal cuando fue a retirar una encomienda. El hombre amablemente se ofreció a acompañarla hasta la empresa de transporte donde debía retirar, debido a que la zona era muy insegura.

“Hablamos y llevó mi encomienda hasta mi auto. Como vivo en Lambaré me dijo que si podía ir conmigo, porque vive también por ahí, y le llevé”, comentó. El desconocido luego empezó a acosarla y le dijo todo tipo de insultos cuando se negó a darle un beso, cuando él se lo pidió por mensaje.

Ambas víctimas denunciaron los hechos en las comisarías jurisdiccionales a sus domicilios. El hombre las hostigaba constantemente y les hacía saber que les seguía los pasos.

7 víctimas hasta ahora

Se manifestaron en las redes sociales, donde denunció la chica. La publicación superó las 12.500 veces compartidas y más de 7.300 reacciones y unos 50 comentarios.


De varios números

Las víctimas coincidieron en que el hombre les escribía desde varios números, debido a que estas lo bloqueaban.

“Tenía como cuatro números de los que escribía”, contó una de las chicas. En las capturas de pantalla que compartieron estas en las redes efectivamente coincidían dos de los números: (0981) 732 865 y (0986) 582 205. No se descarta que haya más víctimas.

Por Facebook

No obstante, no todas las víctimas pescaba en la calle. El hombre también las captaba a través de Facebook, de donde sacaba información para saber sobre ellas y así iniciar las conversaciones.

Ante los primeros mensajes no contestados, el hombre llamaba y mensajeaba sin cesar, hasta que empezaba a insultarlas. En todos los casos, infundió temor en las víctimas.

“La Justicia espera que él nos mate”

“En la Fiscalía me dijeron que es un delito de acción penal privada y no pueden hacer nada. Mi abogado me dijo que tiene que golpearme o matarme. La Justicia espera que él nos mate para hacer algo”, lamentó una de las víctimas del acosador. P. M. Víctima.

Embed

Por coacción

Acosador tiene un antecedente

Pese a que el hombre cambió su identidad con cada una de sus víctimas, ellas se tomaron en serio el trabajo de llegar a su identidad con la esperanza de que la Justicia haga algo. Su nombre es Pedro Benjamín Fernández Cardozo, de 43 años, quien cuenta con un antecedente por coacción y reside en la ciudad de Lambaré.

El hombre le dijo a varias chicas que llegó a ser policía, situación que aún no ha sido confirmada. Tras la denuncia pública el mismo procedió a eliminar todas sus redes sociales, donde también había puesto que era agente policial.

Dejá tu comentario