Actualidad

Llegó a surtidor, pidió cigarrillos y quiso asaltar a cajera

El muchacho es adicto a las drogas, por lo que fue derivado al centro de adiciiones.

Las calles vacías daban un ambiente tenebroso al aire capitalino, que empezaba a cambiar de clima. Un delicioso viento fresco acariciaba las últimas horas del domingo en Asunción, donde al menos las principales avenidas estaban más peladas que billeteras en víspera de fin de mes.

Esperando la llegada de algún cliente, empleados de una estación de servicios situada entre las calles Mariscal López y Santa Rosa, veían pasar las horas lentamente. Eran alrededor de las 23:40 cuando por fin llegó uno.

Con torpes pasos, en aparente estado etílico -o algo más-, un joven de 30 años entró al market del lugar. Pidió caña y cigarrillos, pero al momento de pagar, en lugar de darle dinero a la cajera, le pidió que le entregue lo que tenía en su caja.

Asustada, la chica le dijo que no podía dárselo, pues le descontarían después de su salario. Enojado, el desconocido, empezó a ponerse agresivo. La situación fue observada por el guardia del lugar, quien al darse cuenta de lo que ocurría efectuó un tiro al aire, ingresó al lugar y forcejeó con el muchacho.

La chica rápidamente llamó a la policía. Agentes de la Comisaría Sexta Metropolitana llegaron sin demora, pero ya el guardia había reducido al desconocido a fuerza de un culatazo.

"Estaba totalmente fuera de sí. Bajo el efecto de varias sustancias por lo visto. Personal que estaba de patrulla que estaba por la calle se fue y le trajo a la comisaría", relató el comisario Ramón Morales, asegurando que incluso de camino a la dependencia policial, el mismo se puso súper agresivo y remató con todo contra los uniformados.

"Después cuando se tranquilizó, le identificamos y nos dio el número de teléfono de su madre", continuó el agente. Ahí la mujer de nombre Patricia Varela aclaró la situación de su hijo. Comentó que sigue tratamiento por ser adicto en el Centro de Adicciones y que cuando ingiere alcohol y lo mezcla con medicamentos, es esquizofrénico.

"Está fichado en el centro de adicciones. Le trasladamos y fue recibido ahí por dos psiquiatras que le dejaron internado", expresó Morales. La madre explicó que su hijo nació en Argentina y tiene pasaporte estadounidense, pero él es paraguayo. También señaló que no es la primera vez que se ve involucrado en este tipo de incidentes.

El mismo fue identificado como Jhon Randall Barnett, 30 años.

Dejá tu comentario