Extra

Actualidad

Invitó para festejar su cumpleaños pero apareció muerto

El martes fue desvinculado de la institución en donde enseñaba, eso lo llevó a un estado depresivo y no aguantó la presión

Desde el lunes, Freddy Lorenzo Gamarra (32) comenzó a enviar mensajes de wasap a su amigos para invitarlos a una cena, en honor a su cumpleaños número 33, que sería mañana. Sin embargo, apareció una denuncia que hablaba de que manoseó a una niña y eso lo llevó a tomar una drástica decisión: quitarse la vida.

El martes al mediodía llegó furioso de la escuela donde enseñaba Informática. Entró a su pieza y no salió más que para ir al baño, según contó uno de sus hermanos. Sus familiares pensaron que solo tuvo un mal día, ignorando que los directivos de la institución educativa donde trabajaba decidieron desvincularlo.

“A la noche un amigo en común me envió la foto del mensaje que le envió mi hermano, me llamó la atención y dije que al día siguiente iba a hablar con él. Hoy (por ayer) vine temprano a la casa de mi mamá, para felicitarle a mi abuela por su cumple, fui a su pieza y no lo encontré. Lo busqué por todos lados, hasta que atrás de la casa lo encontré colgado de un árbol”, contó muy dolido Derlis Gamarra, su hermano.

El familiar agregó que todo es muy raro ya que compañeros de su hermano le contaron que en la escuela una de sus alumnas lo abrazó y él correspondió ese abrazo respetuosamente, sin embargo el padre de la criatura lo tomó como manoseo.

Compró para el asado

“Imagino que él se sintió devastado al ser acusado de una cosa así, manchando el gran hombre que es. Todo es raro porque no encontramos ningún documento donde se le cite para declarar, como dice la gente”, agregó el allegado. Mañana Freddy debía cumplir 33 años. Para ello incluso ya había comprado la carne para el asado que compartiría con sus seres queridos. Su decisión afectó mucho no solo a la familia, sino a todo el barrio Guaraní, de San Lorenzo, donde era muy querido.

Respetuoso

“Nunca tuvimos quejas de él, al contrario, era un buen muchacho, estudioso y respetuoso. Lo veíamanos jugando con sus sobrinas y nosotros tampoco creemos que haya manoseado a su alumna”. dijo Osvaldo Pérez,vecino

Dejá tu comentario