Actualidad

Hachi, la perra que esperó a su dueña 60 días frente al hospital

La doña se internó por COVID-19 y falleció a los 10 días. Fue rescatada el viernes y ahora le buscan un nuevo hogar.

Una perrita se volvió viral en las redes sociales por no abandonar a su dueña, que fue internada por un cuadro grave de COVID-19, en el Hospital Regional de Paraguarí, pero murió.

Sin embargo, la mascota siguió esperándola por 60 días. El viernes fue rescatada y ahora busca un nuevo hogar.

A mediados de marzo, la señora fue llevada de urgencias al hospital, por un cuadro grave de COVID-19, la perra siguió al auto que llevaba a su dueña y quedó frente a la puerta donde metieron a la doña, desde entonces, se quedó en el sitio, entrando hasta el pasillo del centro médico, esperando ver salir a su ama.

Sin embargo, la señora falleció a los 10 días de haber ingresado, pero su fiel mascota la siguió esperando.

“Las enfermeras le daban de comer, pero un mes y medio después, la perrita ya estaba triste y no quería comer más, por lo que llamaron a los familiares de su humana, pero nunca respondieron”, contó Edith Ortiz, de Pako Rescate Paraguay.

Las enfermeras y médicos al ver que su salud iba deteriorándose, colaboraron entre todos y la llevaron a una veterinaria, pero al segundo día, “Covisha”, como la bautizaron, se escapó y regresó al hospital para seguir esperando a su dueña.

Dicen no a animales

“Ya todos se encariñaron con ella, pero me pidieron ayuda debido a que hace una semana el director del hospital sacó una circular donde prohíbe la permanencia de animales dentro del área hospitalaria, tipo que si no hacen caso, todos los perros serían sacrificados”, contó Edith.

El viernes a la tarde partieron de Asunción rumbo a Paraguarí, para rescatar a Covisha, pero volvieron con tres perros, ya que Pastel y Dulce también vivían en el hospital. “Ellas están bien cuidadas por las licenciadas, pero como salió el circular, prefirieron darnos a nosotros”, sostuvo la animalera.

En adopción

Edith comentó a EXTRA que decidieron cambiarle el nombre de Covisha a “Hachi”, por Hachiko, el perro japonés recordado por esperar a su amo por casi 10 años. La misma comentó que Hachi está en adopción y las personas interesadas deben de escribir al WhatsApp (0982) 140 667, desde donde enviarán un formulario para que completen.

“También vamos a tener en cuenta el lugar, porque Hachi se nota que estaba acostumbrada a convivir con su dueña dentro de la casa y lo que buscamos es algo parecido a lo que ella está acostumbrada”, sostuvo.

Por otra parte, comentó que Pako Rescate Paraguay, ya a rescatado a 16 perros que quedaron huérfanos por COVID.

Dejá tu comentario