Extra

Actualidad

"Gracias a San Cayé me curé de un ACV"

Ofrecen varias misas. Hoy los católicos celebran al santo patrono del trabajo y el pan.

Hace 15 años que doña Beatriz Castro sufrió un derrame que la dejó al borde de la muerte. La recomendación de los médicos era encontrar un lugar tranquilo para descansar para que nada la turbe.

“Al mudarme a Caacupé, vi que mi comunidad se llamaba San Cayetano. Desde ahí comencé a ser devota y gracias a San Cayé me curé de las secuelas de ese ACV (accidente cardiovascular)”, contó a EXTRA doña Beatriz. La devota llegó desde la villa serrana para retirar aportes realizados por la comunidad de San Cayetano, del barrio Sajonia de Asunción. Hoy ofrecerán karu guasu para 300 niños.

En Asunción

Precisamente en la esa comunidad, doña Juanita Ramírez fritó hasta la madrugada 300 tortillas que llevará esta mañana temprano a internos de la cárcel de Tacumbú para el desayuno. “Es el aporte de toda la comunidad. San Cayé nos da paz y es una forma de compartir con los que no tienen”, dijo la señora. El profesor Andrés Caballero invitó a los fieles católicos a participar de las misas de las 7:00, 9:00, 11:00. Al mediodía habrá también un karu guasu, con tres menús. Continúan las celebraciones a las 16:00, a las 18:00 inicia la procesión y a las 19:00, la eucaristía central.

El "Perpetuito", como se le conoce al Santuario Diocesano del Santísimo Sacramento y del Perpetuo Socorro, ubicado sobre Haedo y Chile, de la capital, también es uno de los puntos donde más devotos de San Cayé se reúnen.

Justamente por la masiva visita, se preparan cinco misas desde primeras horas del día, comenzando las 6:15 para los que quieran ir antes de entrar a sus puestos de trabajo, e irán hasta las 19.00, con bendición de panes. El secretario de la iglesia, Félix Vera, indicó que se espera a 1.000 feligreses.

Dejá tu comentario