Extra

Actualidad

Fue al hospital por apendicitis y salió con el intestino perforado

Doctores niegan la existencia de mala praxis y alegan que es normal. Familiares denunciaron negligencia médica ante la fiscalía.

Un dolor insoportable hizo que Cinthia Romero Espínola (25) fuera al hospital el pasado 8 de junio. Ahí le diagnosticaron apendicitis y la sometieron a una cirugía de urgencia. Sin embargo, días después no podía comer nada, ya que todo lo que tragaba volvía a salir por la herida. Al parecer su intestino fue perforado.

Primeramente, la familia pensaba que era normal, pero como los dolores fueron intensos, la volvieron a llevar al Hospital Regional de Coronel Oviedo. “Ahí el médico de guardia nos dijo que él no podía tocar la herida, ya que no fue él quien la operó, pero que al parecer se trataba de una deshidratación y le puso suero nomás”, contó Liz Montanía, cuñada de la víctima.

Como la herida cada vez empeoraba, la llevaron a un sanatorio privado, ahí el doctor le hizo una radiografía y dijo que posiblemente el intestino grueso estaba perforado. “Eso nos dejó por el piso y volvimos al Hospital de Coronel Oviedo, exigiendo que se responsabilicen por lo que le hicieron a mi cuñada”, sostuvo Montanía.

Traslado

Sin embargo, el martirio recién empezaba, ya que los doctores solo les decían que se trataba de una infección. “Nos quieren ver la cara diciendo que es una infección, pero hoy (por ayer) uno de ellos nos dijo que debe operarse otra vez y cortar un poco el intestino y luego ver qué pasa. Pero el problema es que nosotros ya no confiamos en ellos y solo queremos que le trasladen a otro hospital pero que las dos doctoras que la operaron se hagan cargo de los gastos”, alegó la pariente.

Los familiares quieren que la trasladen al Hospital Nacional de Itauguá antes de que empeore la salud de la paciente.

Pero el problema que tienen es que ya no cuentan con mucho dinero, por lo que solicitan a las personas de buen corazón colaborar con ellas para poder trasladar a la paciente y recibir una mejor atención.

Es normal

Según el director del hospital, Catalino Fabio, lo que tiene Cinthia es “normal” y que esto se da en personas obesas o que sufren de diabetes y presión alta; negando que se trate de una mala praxis. “Lo que ella tiene se llama fístula colocutánea, donde sale por fuera un líquido. Si realmente tenía perforado el intestino, las heces ya iban a salir todo por ahí y no sobreviviría ni 48 horas”, sostuvo el doctor.

Por otra parte, el galeno dijo que la paciente se encuentra estable, recibiendo la atención adecuada y que su vida no corre peligro.

Denuncia

Los familiares decidieron denunciar el caso ante el Ministerio Público, debido a que la mujer cada vez empeora más, desde que está internada, en vez de mostrar alguna mejoría.

Dejá tu comentario