04 mar. 2024

Estafador se aprovechó de la buena fe de un taxista

El estafador solicitó un taxi, luego inventó que su esposa se accidentó y pidió al trabajador del volante que le gire G. 200.000.

316947012_512944314190734_433108338609867286_n (1).jpg

El taxista realizó la denuncia en la comisaría de Obligado.

Don Francisco Rutilio Acuña González, de 45 años, de profesión taxista, cayó en la trampa de un estafador, y realizó un giro de G. 200.000 pensando que en realidad era una persona que necesitaba.

El taxista contó a la policía que el sábado, a eso de las 13:00, estaba en su casa, en la ciudad de Obligado, cuando recibió la llamada de un hombre, quien se identificó como el Dr. Daniel Martínez y que se encontraba hospedado en el Hotel Kessler de dicha ciudad.

El supuesto doctor le pidió que buscara a su esposa de la ciudad de Coronel Bogado, por lo que fue hasta el sitio, sin embargo, al llegar no encontró a nadie. Volvió a llamar al cliente, quien le dijo que su señora sufrió un accidente en Asunción y que necesitaba urgente la suma de G. 200.000, pidiéndole que por favor le gire ese monto y que luego le devolvería.

Don Francisco, quien creyó en la mentira, giró la plata sin pensarlo, pero luego de unos minutos, el supuesto médico ya no le atendió las llamadas.