Actualidad

El perrito bombero deja un gran vacío en los voluntarios

Ouro salió detrás de una hembra en celo y su corazoncito se paralizó. Fue enterrado en el Parque Carlos Antonio López de Sajonia.

Los voluntarios del Cuartel de Bomberos de la Tercera Compañía de Sajonia, quedaron con el corazón destrozado, luego de que la mascota, Ouro, haya fallecido de un paro cardiorespiratorio en la madrugada de ayer.

Era el perrito más mimado no solo por los voluntarios, sino de toda Sajonia. Ouro llegó al cuartel cuando apenas tenía dos meses, supuestamente para quedarse por un rato, pero fue adoptado como la mascota del cuartel. Alcanzó los 5 años.

“A uno de los voluntarios le regalaron el perrito, pero no podía llevar a su casa debido a que tenía otro perro que podía lastimar a Ouro, por lo que lo dejó en el cuartel de bomberos, mientras le conseguía otro hogar, pero terminó ganándose el corazón de todos, pedimos a las autoridades poder adoptarlo y aceptaron”, contó Valeria Aguilera, una de las mamis humanas de Ouro.

Según contó a EXTRA, en la madrugada de ayer, Ouro “olió” a una perrita que estaba en celo y salió tras de ella, pero a unos poquitos metros quedó congelado y segundos después cayó al suelo.

“Los voluntarios lo auxiliaron rápidamente y lo llevaron a la veterinaria, todo el camino lo intentaron reanimar, pero no hubo caso. En la veterinaria dijeron que fue por un paro cardiorespiratorio”, dijo Aguilera.

Ouro quedó todo el día en el Cuartel de Bomberos para que las personas pasen a despedirlo. Posteriormente, el can fue enterrado en el Parque Antonio López, a las 20:00, según dijo Aguilera.

perrito

Anécdotas

“Te ganaste tu lugar, no solo en nuestras filas, sino también en el corazón de la gente. Gracias por tantas alegrías compartidas con nosotros, ahora ya estás en la guardia eterna, donde algún día nos volveremos a encontrar”, postearon los voluntarios, en las redes sociales.

“Hay demasiadas anécdotas con él, cuando era chiquito, era muy juguetón, mordía todo lo que encontraba y hacía popó y pipí en los equipos de los voluntarios”, recordó la mami de Ouro

Irreemplazable

Desde el cuartel dijeron que no tendrán otra mascota, pues la partida repentina de Ouro los dejó muy mal, por lo que ni piensan en traer a otro perro como mascota. “Él fue único y nadie va a poder reemplazarlo y por respeto a él no vamos a traer a otro, al menos por ahora”, afirmó la voluntaria Aguilera.

Dejá tu comentario