Extra

Actualidad

El PCC gastó 1.000.000 de dólares para matar a Rafaat, revela un reportaje en Brasil

Embed

El PCC gastó el año pasado un millón de dólares en el asesinato de Jorge Rafaat, quien llegó a pedir ayuda a un agente de la Policía Federal Brasileña cuando se enteró que su destino estaba marcado. Incluso pretendió que el senador Robert Acevedo, presidente del Congreso, le ayudara a cambiar al jefe de la Policía Nacional.

Estos son algunos detalles que revela un extenso reportaje titulado “El violento plan de expansión en Paraguay de la mayor facción brasileña (PCC)”, aparecido ayer lunes en la revista Epoca, del Brasil, donde además se asegura que desde el acribillamiento de Rafaat ya hubo 30  asesinatos entre los bandos que se disputan el mercado del narcotráfico en la región.

Embed

“Entre arsenal, logística y pistoleros, la operación costó un millón de dólares”, dice la publicación, invocando fuentes de la propia SENAD y agrega que ese dinero fue “una inversión inédita para el PCC en la lucha contra los enemigos - y una demostración clara de cuánto Rafaat atravesaba sus negocios y cuán prometedores eran”.

"Los chicos quieren matarme, así que me voy a armar aún más. La guerra está declarada", dijo con desesperación Rafaat en una conversación de 10 minutos con un agente de la Policía Federal, al que además entregó números telefónicos, rutas y nombres de las estancias utilizadas por el PCC, añade la publicación de varios capítulos firmada por Aline Ribeiro y Hudson Correa.

El atentado fallido

Su primer gran susto ocurrió cuando en marzo del año pasado ocurrió el extraño caso del blindado azul con tres sicarios fuertemente armado adentro que se tirotearon con la policía y también con los guardias de Rafaat. Entonces “comenzó su desatinada peregrinación buscando protección”, asevera la publicación.

Embed

Habló con el policía federal brasileño, contrató a la empresa polaca European Security Academy para entrenar a sus hombres y “buscó al tercer hombre más importante de la línea sucesoria de Paraguay, el senador Roberto Acevedo, presidente del Parlamento para pedirle que interviniera a su favor”.

“Quería que Acevedo usara su poder político para cambiar al jefe de la Policía Nacional de Paraguay, de quien desconfiaba. No fue atendido. El entorno, sin embargo, le consiguió un espacio en la programación de la radio de Acevedo días después. En 30 minutos de entrevista, Rafaat habló tres veces de la preparación de sus guardias de seguridad”, añade el relato.

También señala que Rafaat tenía su propia marca de droga (“Escorpión”), que tenía un equipo para espiar teléfonos y que era especialmente cruel con quienes hablaban demás. En relación a eso, cita los casos de las personas que aparecían muertas con candados en la boca o los labios cosidos.

El texto completo del reportaje puede leerse en este link:

http://epoca.globo.com/brasil/noticia/2017/06/o-violento-plano-de-expansao-no-paraguai-da-maior-faccao-brasileira.html