COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 6950
G 7150
PESO AR
G 20
G 28
REAL
G 1320
G 1390
PESO UY
G 180
G 260
EURO
G 7350
G 7550
YEN
G 35
G 60
clima
27.6º C

Actualidad

El hijo de un canillita recibió su ordenación sacerdotal

Nuevo pa'i, tras 8 años de esfuerzo y dedicación en el seminario.

El pa’i Marcos Javier Fretes Rodas (28) el sábado recibió su ordenación sacerdotal en la Catedral de San Lorenzo, mediante la imposición de manos de monseñor Joaquín Robledo.

Durante la celebración religiosa, los feligreses llenaron la catedral y se emocionaron hasta las lágrimas cuando el nuevo cura recibió la unción del óleo sagrado. El padre Marcos es muy querido en la comunidad.

El joven sacerdote proviene de una familia muy luchadora, su papá, Gustavo Fretes, (56) trabaja como canillita desde hace 17 años y su mamá, María Ester Rodas de Fretes (53), es profesora. La familia reside en el barrio Fátima de San Lorenzo.

Ambos, con mucho esfuerzo lograron sacar adelante a sus tres retoños, el mayor de ellos se llama Óscar Daniel (29), quien nació con capacidades diferentes, y el hijo menor se llama Juan Adalberto (18).

Don Fretes contó que, al principio, fue un golpe duro para la familia asimilar la decisión que tomó su hijo.

La madre se rehusó tajantemente, pero después él les hizo entender que esa era su misión en la vida, explicó el papá.

“Nosotros no medíamos la magnitud de qué es ser un sacerdote y no íbamos tan frecuentemente a la iglesia. Somos una familia católica, pero no para ir cada día”, dijo.

Relató que en los primeros tiempos tuvieron miedo de que su hijo sufra en el proceso.

Alegría inmensa

“Es algo que no se puede explicar, es una felicidad muy grande. Muchos años de sacrificios, son 8 años de estudios”, expresó don Gustavo.

Comentó además que su hijo primero estuvo en el seminario en Caacupé y luego en Lambaré. Ahora se queda como pa’i en la catedral de la ciudad universitaria.

“Yo soy canillita, la gente me ataja por el camino y me felicita por mi hijo. Es tan grande la alegría que uno siente que se acuerden bien de tu hijo”, manifestó el hombre.

Antes de entrar al seminario, Marcos trabajó por dos años en la Municipalidad de San Lorenzo.

“Yo le agradezco a Dios por lo que él es y por la gente que le quiere”, finalizó el orgulloso papá.

Desde pequeño

María Ester, la madre del pa’i, comentó que desde muy pequeñito su hijo ya era habitué de la capilla de la Virgen de Fátima, donde hoy celebrará su segunda misa.

Su primera misa fue el sábado a la noche en la catedral y ayer en la capilla Virgen de Fátima de San Lorenzo

pa'i Marcos.jpg

Dejá tu comentario