Extra

Actualidad

Consejos para tratar con los hijos rebeldes

Muchas veces, los niños no quieren escuchar a sus padres. La consejera familiar, Liliana Oviedo, nos dice qué podemos hacer para que esa situación cambie.

En determinadas etapas sucede que nuestros niños no nos escuchan, ya sea que les pidamos que arreglen su cama, que vengan a cenar, que se duchen o que se preparen para ir a la escuela, parece que nuestras palabras no les llegan. ¿Qué podemos hacer para que esa situación cambie?

Hay que pedirles objetivos alcanzables: recoger los juguetes es una petición fácil de cumplir, incluso para los más pequeños si les facilitamos la tarea colocando cajas.

Hablarles directamente: no es lo mismo gritar que acercarse y pedirle lo que queremos.

No grites: los gritos constantes bloquean a los niños, si la intención es que nos hagan caso, lo único que lograremos es paralizarles y que no entiendan bien lo que queremos.

Escucha a tus hijos: es muy importante que se sientan escuchados, comprendidos.

Utiliza el sentido del humor: Si pruebas, verás que es mucho más eficaz cuando nuestros hijos no nos escuchan, recurrir a las bromas.

Emplear cariño: usando palabras cariñosas y refuerzos positivos, el niño se sentirá amado, comprendido y será más fácil obtener la mejora que buscamos. Recordá que cada niño es único y nunca compares el proceso de otro chico con el tuyo, disfrutando cada etapa del proceso, celebrando sus logros ya apoyando las tareas que le cuesten más.

Dejá tu comentario