Actualidad

Comisión garrote: "A las criaturas les amenazan, no podemos vivir así"

Les roban las verduras y las herramientas a los agricultores y la Fiscalía les dice que son cosas menores.

Crearon una comisión garrote, los agricultores del barrio 3 de Febrero de J. Augusto Saldívar cansados de los robos de lechuga, tomate, kuratü, cebollita y otros rubros que son su sustento diario.

"Nos amenazan de muerte, 'ustedes que tienen niños', ahorita mismo me amenazaron a mí, a mis dos criaturas. 'Cuidado que no amanezcan contigo tus hijos', me dijeron. ¿Cómo voy a estar tranquila?, son dos bebés que yo tengo", mencionó a Telefuturo, Elba Amarilla.

https://twitter.com/Telefuturo/status/1460184754515587072

Hace más de un mes que iniciaron los robos por parte de los adictos de la zona y los productores ahora hacen guardia hasta de noche.

"A mi otra vecina, ayer mismo se fueron a amenazarle en la cancha, al terminar su partido, su mamá se fue a recogerles y el nene le vino llorando a decirle, 'me vinieron así y así a decirme con cuchillo', ¿y nosotros qué vamos a hacer?. A las criaturas les amenazan, ya no sabemos qué hacer, por eso decidimos unirnos los vecinos. Ya no podemos vivir así", dijo.

Sin título4 (10).jpg
Carolina Amarilla contó que amenazaron a un niño en una canchita del barrio.

Carolina Amarilla contó que amenazaron a un niño en una canchita del barrio.

Acusó a la Fiscalía de no hacerles caso porque supuestamente se trata de cosas menores. Para evitar más robos, los vecinos aplicaron su propia restricción para circular a partir de las 21:00.

"Esta es mi arma. Así únicamente nos vamos a defender. Y somos muchos, no da gusto que todos los días nos roben. Día y noche trabajamos bajo el sol caliente, lluvia y frío pasamos y no da gusto que venga otro a llevar nuestro sacrificio", añadió por su parte Carolina Amarilla.

Los horticultores entregaron ayer a un presunto ladrón en la Comisaría 20 de la ciudad. La mamá del acusado no negó el hecho pero dijo que supuestamente no recibe en su casa el alimento que su hijo roba, sino que lo cambia por droga.

Dejá tu comentario