Extra

Actualidad

Comenzó en San Martín juicio contra médico paraguayo que mató a ladrón

El profesional será juzgado por un jurado popular integrado por 12 ciudadanos argentinos.

La vida del médico Lino Villar Cataldo cambió drásticamente en 2016, cuando mató de cuatro tiros a un ladrón que lo sorprendió a la salida de su consultorio en la localidad de Loma Hermosa, Buenos Aires, Argentina.

Hoy día, el compatriota residente en el vecino país empieza a ser juzgado por un jurado popular en los tribunales de San Martín. El cirujano es defendido por el abogado Diego Szigiel.

La audiencia comenzó a las 8 y el debate será coordinado por la jueza Carolina Martínez. En la primera jornada se realizó la elección del jurado entre 65 ciudadanos que fueron seleccionados previamente del padrón. Ellos conformarán el tribunal, integrado por 12 miembros, seis hombres y seis mujeres. Además, habrá seis suplentes.

La primera en declarar será la madre del joven muerto en el robo, Ricardo Alberto "Nunu" Krabler, de 24 años, que en el juicio actúa como principal afectada por el crimen. Villar Cataldo, hoy de 65 años, lo hará mañana y luego seguirá el resto de los 40 testigos, la mayoría policías y peritos.

Szpigiel refirió que entre jueves y viernes se escucharán los alegatos de la fiscal Noemí Carreira, como también de la madre de Ricardo y de la defensa del médico.

Posteriormente, el jurado pasará a deliberar si el médico es culpable o inocente de "homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego". De ser hallado culpable podría recibir una condena de entre 10 y 25 años de cárcel.

Según el Ministerio Público, cuando el Villar decidió disparar contra Krabler ya no estaba en riesgo su vida y supuestamente obró por el derecho de propiedad que tenía respecto de su automóvil. Según la Fiscalía, la conducta entonces fue desmedida solo en el afán de retener su coche, poniéndolo por encima del bien jurídico de más valor, es decir, la vida.

Por su parte, Villar Cataldo afirmó que el bandido lo apuntó amenazando con matarlo y que allí abrió fuego contra el delincuente, sacándole la vida.

Tras el crimen, el profesional de blanco había recibido amenazas por parte de los familiares de la víctima fatal, quienes mediante publicaciones en las redes sociales afirmaron que cobrarían venganza.

Dejá tu comentario