Actualidad

Así esclavizaron a los 17 paraguayos en Brasil

Producían 10 millones de paquetes de cigarrillos al mes, encerrados en búnker, laburando en turnos de 12 horas.

Un ciclo de producción de cigarrillos dura entre seis y ocho meses. Ese era el tiempo que 17 paraguayos y un brasileño pasaban sin ver la luz del sol en una fábrica clandestina en Brasil.

Por un ascensor les bajaban la comida

Los integrantes de un grupo criminal les tenían cumpliendo turnos de 12 horas diarias, divididos en dos grupos.

Mientras unos trabajaban, los otros debían permanecer igual en el búnker ubicado en la localidad de Triunfo, en el estado de Rio Grande do Sul.

La comida les llegaba cada dos días a través de un ascensor hidráulico, y por ahí también subían los cigarrillos cuando estaban listos. Respecto a los compatriotas, las autoridades de Brasil mencionaron que ingresaron por Foz de Yguazú, lindante con Ciudad del Este.

Allí los reclutadores les sacaron los celulares y llevaron a la instalación cuya fachada era una supuesta industria de cereales.

En esas condiciones podían producir cerca de 10 millones de bresas (cajas con 10 paquetes) al mes, falsificaciones de marcas paraguayas que se iban a vender en Uruguay y Brasil.

El martes fueron todos rescatados en el Operativo Tavarez, que cumplió con 40 órdenes de detención y 53 órdenes de búsqueda y localización, incautó 53 vehículos, 13 inmuebles y bloqueó cuentas de 23 personas.

Intervinieron 250 policías y 60 funcionarios de la Receita Federal. Las víctimas fueron atendidas por el Ministerio Público de Trabajo. La investigación es por trabajo esclavista, delitos contra el medio ambiente y corrupción de menores, ya que había un adolescente entre los criminales.

Platal hacían al mes

El grupo criminal llegaba a facturar 50 millones de reales al mes (63.000 millones de guaraníes) y lo que debían haber pagado en impuestos era casi la mitad de esa plata.

Dejá tu comentario