Actualidad

Abuelita convierte su casa en un enorme pesebre

Desde hace más de 50 años, doña Melania cumple esta tradición que le hizo ganar la admiración de mucha gente.

Cada Navidad y Año Nuevo desde hace más de 50 años, doña Melania Alonso, una abuelita de 82 años, convierte su casa en un enorme pesebre montado con materiales reciclados de botella, cubiertas y cualquier cosa usada que transforma en un colorido arte. La casa de la doña es la más llamativa en su ciudad, Yasy Cañy, Canindeyú.

"Yo no tengo un pesebre en mi casa, porque mi casa entera la convierto en un pesebre. Yo misma me encargo de hacer, pintar y poner cada adorno en su lugar. Me gusta que mi casa tenga buena pinta para recibir al nuevo año, además mi cumpleaños cae el 31 y yo misma me siento bien cuando todo está lindo", contó a EXTRA la doña.

Señaló que aunque todo el año tiene adornada su casa, desde diciembre se esmera más y recicla botellas para pintarlas y convertirlas en enormes guirnaldas que adornan todos los árboles de su casa.

abuelita.jpg
Usa botellas usadas y cubiertas para adornar.
Usa botellas usadas y cubiertas para adornar.

"Mis hijos ya son todos grandes, ya se fueron todos ya, yo solita me pongo a trabajar con la pintura, la semana pasada para Navidad pinté todito, ahora de nuevo estoy pintando, porque se destiñe rápido la pintura y quiero que para el 31 esté todo lindo", indicó la abuela.

Melania comentó que ella nunca estudió ni copió los adornos de ninguna otra parte y que toda la mezcla de colores y diseños que hace nacen de su imaginación. "Era que una vez vi que mi casa estaba muy triste y con los adornos le solucioné ese problema, ahora todos quieren visitarme y mirar mi casa-pesebre", agregó.

Dejá tu comentario