Extra

Actualidad

A los besos se preparan para el último día de clases

Estudiantes rinden todo y ya se van a la plaza. Los cursos se juntan para compartir gastos de fiesta de despedida.

Muy abrazaditos y entre besos se la pasan muchos estudiantes estos días, ya que van al colegio solo para rendir exámenes o ver sus notas. Varios buscan su nidito de amor en algún rincón apartado del cole o en las plazas.

“Ahora ya no rendimos más, venimos al colegio para ver nuestras notas y después compartimos con los compañeros”, contó ayer un colegiante.

En los últimos días del año lectivo los chicos pasan más tiempo en las plazas que en el cole, sin que sus padres se enteren.

En conversación con EXTRA, algunos estudiantes contaron que se reúnen para pasar un buen momento y planear los detalles de la fiesta del Último Día o ÚD, la famosa actividad que hacen los colegiantes al terminar el tercer año de la Educación Media.

“Mis compañeros van a hacer en Villa Elisa, van a alquilar una casa-quinta, farrean ahí toda la noche y al día siguiente vienen en caravana al colegio con la remera del ÚD. Al día siguiente va a continuar la fiesta en el colegio”, relató Sabrina Benítez, alumna del colegio Presidente Franco, de Asunción.

En medio de una ronda de tereré en la calle, una adolescente contó que ella no va a tener su ÚD porque es caro, ya que tienen que pagar G. 300.000 por cada alumno. “No hay plata, tengo que hacer mi colación también”, argumentó la estudiante.

Contó que el alto precio es porque en los locales donde alquilan para hacer la fiesta cobran mucho. A eso se suma la plata para el Dj, las ropas y el costo de los alimentos.

Para paliar un poco esta situación, otros estudiantes decidieron juntar la fiesta del ÚD con alumnos de otras secciones y compartir así los gastos.

“Nos unimos con otros cursos para irnos a la casa-quinta, así pagamos menos. Nosotros ganamos una competencia en la Semana de la Juventud y eso ya nos va a pagar nuestro ÚD”, comentó un adolescente.

La tendencia entre los colegiantes este año consiste en poner parlantes portátiles a todo volumen y los chicos aprovechan el tiempo libre que tienen para hacer sus famosos pasitos de baile en los lugares públicos. Algunos incluso hacen competencia.

Dejá tu comentario