18 jul. 2024

En avión trajeron a “Karol G” a las patronales de Itaguazú de Altos

Tradicional fiesta se realizó el fin de semana y fue todo un éxito. Se prepararon para la presentación durante dos meses.

AVIÓN.jpg

El avión llamó la atención del rollo en las patronales de Itaguazú, Altos. También los guaikures (izq.).

Foto: @elias_servian2

La tradicional fiesta del Kamba ra’anga, forma parte de las patronales de San Pedro y San Pablo, de la compañía Itaguazú de Altos.

Dentro del colorido festejo se destacó una creativa presentación. En medio del festival, un avión “aterrizó” en medio de la capilla que lleva el nombre de los santos.

Se trataba de un avión pintado con las alegorías de la cantante colombiana Karol G.

“Cada año hay una representación diferente. Se decide que el personaje sea trascendente durante el año, y como la artista vino, entonces se decidió por ella”, comentó a EXTRA Danila Cañiza, secretaria de una de las comisiones Pro Festejos Patronales de la capilla.

Indicó que los miembros del elenco de Kamba ra’anga se preparan dos meses antes para cada festejo patronal. Esta vez, consiguieron la estructura de un avión “de verdad” y montaron una especie de tirolesa para que la aeronave se mueva.

“Se trata de hacer algo novedoso siempre. Fue toda una logística preparar este número artístico. Fue muy seguro para el que estaba arriba del avión”, aseguró la organizadora.

Cañiza dijo que se estima que los visitantes al evento fueron entre 3.000 a 5.000 personas, pese al friazo que hizo el viernes y el sábado.

kamba roga.jpg

En la Fiesta de los Kamba Ra’anga el juego de la Rúa es el acto principal que tiene como centro de atención a los Kambas que “raptan” a las doncellas, como lo hacían los guaikurúes del Chaco.

“Se trata de una representación, una danza. Las doncellas se defienden con un puñado de paja encendida en forma de antorcha. Al son de la bandita y con la atenta mirada de los presentes, ellas se protegen reunidas alrededor de la fogata encendida en medio de la pista”, explicó también Cañiza.

En el ritual hay alrededor de 40 llamativas figuras cubiertas de hojas secas de banano y máscaras las asechan con sus gritos amenazantes.