13 jun. 2024

Superpapá festejará su día con sus ¡21 retoños y 43 nietos!, he’i

Tuvo 17 varones y 4 nenas; los niños iban heredando la ropa de mayor a menor.

20240609-004materialA,ph01_7883_53359080.jpg

En la primera imagen se ve a la pareja con todos sus hijos.

Gentileza

Criar un hijo es todo un arte para los papis de la actualidad ¿Se imaginan lo que sería educar a ¡21 retoños!?

Don Gregorio Gómez (85) es conocido como el superpapá de Repatriación (Caaguazú) y probablemente de todo el país, ya que junto a su esposa, doña Basilisa Aguayo (79), criaron a sus 21 hijos, 17 varones y 4 mujeres, fruto de su relación de años. Tienen además 43 nietos y 7 bisnietos.

20240609-004materialA,ph02_950_53359083.jpg

La familia conejín

Gentileza

El mayor de sus hijos tiene 60, mientras que el menor cumplió 31. Don Gregorio, quien toda su vida se dedicó a la agricultura, llevaba el sustento a su casa y comentó a EXTRA que se esmeró mucho para hacer que sus hijos terminen al menos la secundaria, pero incluso logró que fueran más allá.

COMPROMISO

“El compromiso con mis hijos era que terminen el colegio, pero gracias a Dios con su esfuerzo y nuestra ayuda 14 se recibieron de docentes, uno de abogado y otro odontólogo, el resto se dedicó al comercio”, explicó a EXTRA.

“Mi señora hizo la mayor parte de la crianza, pero también cambié por más de 30 años pañales con ella, porque claro no podía con todo sola”, dijo entre risas en guaraniete.

Al ser consultado por qué decidieron tener 21 hijos respondió que fue por una cuestión de religión. La pareja nunca estuvo de acuerdo con el uso de anticonceptivos.

“El mejor regalo para mí ahora es verlos todos en el día del padre. Ellos están toditos siempre en las fechas importantes y me hacen muy feliz porque les veo a mis nietos”, dijo.

“No fue fácil darles de comer. Aunque nacieron en tiempos diferentes, eran muchos igual y a todos teníamos que vestirles y darles el sustento diario. Entonces la chacra me ayudó mucho. Maña mañape (con estrategia) le criamos a todos y Dios nos ayudó”, explicó.

Difícil

Uno de sus hijos, don Don Edelio Gómez (51), quien es docente jubilado, recordó que en medio de la difícil situación sus padres nunca le hicieron faltar nada, y se ingeniaban para poder alimentarlos y vestirlos. “El alimento teníamos de la chacra de mi papá, y también vendía eso. Y la ropa nos pasábamos entre hermanos, lo que ya no me quedaba le tocaba al otro hijo”, sostuvo.

Bromeó con el hecho de que los hijos decidieron no seguir el ejemplo de sus padres, ya que “ya había tele cuando eso”.

“En el barrio nos llamaban siempre como ‘los hermanos Gómez’, pero más nos decían ‘Gomería’ (risas). Todos nos conocían, siempre fuimos conocidos por ser muchos y creo que quedaremos en la historia”, contó.

Toditos los hijos viven y rodean a la pareja. Ya celebraron el día de la madre y ahora les toca el día del padre, cada uno va a echar algo para el asado y don Gregorio recibirá 21 regalos.

Edelio relató que sus padres fueron siempre servidores de la iglesia principalmente don Gregorio, quien desde su juventud, hasta hace dos años se desempeñó como “ministro extraordinario de la Sagrada Comunión”, un cargo que le permitía realizar la liturgia y entregar la hostia a los fieles. El profe contó que su madre dio a luz a los 17 años por primera vez, y luego a los 47 años tuvo a su último retoño (30 años). “Entonces tuvo hijos casi una vez al año. Hubo un tiempo que fue de corridoite”, sostuvo.

62 años de casados

Don Gregorio contó que está casado con ña Basilisa ya hace 62 años, exactamente cuando ella tenía 17 añitos y él 23.

20240609-004A1,ph01_3664_53359092.jpg

Toda una vida juntos.

Gentileza

Señaló que en sus tiempos todavía era muy común ir de visita y caminar durante varios kilómetros para ver a la novia. Sostuvo que el amor fue su pilar durante tantos años y que ellos siempre se mimaron y fueron cariñosos hasta ahora. “Hay todavía mimos, besitos y abrazos con mi señora. Nos queremos”, sostuvo entre risas.