Extra

Por "deuda" quiso abusar de una nena de 12 años

El padre de la menor fue a reclamarle, entonces el autor le destruyó la casa.

Laurita (nombre ficticio) salió de su casa con destino a la despensa del barrio.

Pensando en nada, la niña de 12 años caminaba a paso lento, momento en que fue alcanzada por un vecino.

Era un rostro conocido: Apolonio Lima Gavilán, de 47 años, un poblador de la Villa Deportiva de Hernandarias, donde también vivía Laura con sus padres.

El hombre la arrastró hacia un baldío, pero con una tremenda suerte ella pudo zafar y corrió hasta su casa, donde contó todo a sus progenitores.

Don Juan (nombre ficticio), su padre, raudamente fue hasta la casa del vecino para exigir una explicación, pero el hombre no estaba.

El hecho sucedió a plena luz del día, en la siesta del martes 23 de julio, pero Apolonio estuvo escondido hasta el domingo, que apareció en casa de la familia de la niña.

Destruyó domicilio

El hombre, furioso, empezó a causar destrozos. “Vino con cuatro drogadictos. Todos le conocen porque anda con ese tipo de gente. A eso se dedica, su casa es un aguantadero”, lamentó la madre.

Ellos tuvieron que pedir auxilio a los agentes de la Comisaría 24 local, quienes acudieron para detener al descontrolado presunto abusador.

Fue allí que los padres de Laura contaron todo a la policía, pero Apolonio en sede de la Fiscalía dio una versión distinta.

Él afirmó ante la fiscala Natalia Montanía que fue hasta la casa de Juan para cobrar una deuda y negó rotundamente haber intentado abusar de la menor. La fiscala entendió que no habían suficientes pruebas en contra del hombre, y como el abuso no se consumó, lo liberó de nuevo.

Dejá tu comentario