Pidió al amante que mate a su marido para quedarse juntos

El hombre fue asesinado de 57 puñaladas en la madruga del domingo. Primero dijeron que se trataba de un robo, pero no convenció a las autoridades.

El asesinato de Lino Gilberto Ayala Saldívar, de 58 años, conmocionó a todo el vecindario de Isla Pucú, Cordillera, y ahora aún más, pues se descubrió que su propia esposa, Petrona Franco, fue quien planeó mandarlo al más allá, con ayuda de su amante.

El comisario Abel Cantero, de la Dirección de Investigación de Homicidios, habló con Noticias Paraguay y contó que, desde el 2 de diciembre, la pareja clandestina venía planeando por llamadas telefónicas cómo matar al hombre. “La mujer convenció a Éver, que es el amante desde hace 3 años, para matar al esposo, prometiéndole que así los dos vivirían en la casa, sin necesidad de fugarse juntos”, manifestó.

En la madrugada del domingo, la pareja mantuvo relaciones sexuales y Ayala se acostó a dormir, mientras Petrona entró al baño a asearse, momento en que el amante entró en acción y mató al titular con más de 57 puñaladas.

Desde inicio de diciembre hasta el día del asesinato, hubo 29 llamadas entre Éver y Petrona, algunas con duración de 30 minutos, incluso minutos antes del asesinato.

Tanto Éver como Petrona están detenidos.

Cerca de las 03:00 del domingo, Lino Ayala fue encontrado por su primo bañado en sangre, tirado en su propia casa. La víctima tuvo más de 57 puñaladas, además de un corte en la yugular.

Nota relacionada: Mataron de 57 puñaladas a hermano de concejal colo'o

Dejá tu comentario