Paraguaya prostituía a mujeres en Chile

Desde hace siete años la paraguaya vivía de forma clandestina en el país andino, de acuerdo a los datos de los intervinientes.

Desde Ciudad del Este viajaron seis mujeres hacia la parte más baja del continente americano, en Chile, para ser explotadas sexualmente por una paraguaya residente de forma irregular en ese país. La compatriota vivía en la región andina desde hace siete años y captaba chicas de entre 18 y 24 años de edad para explotarlas sexualemente.

El operativo lo llevó a cabo la Brigada Investigadora de Trata de Personas Metropolitana de la PDI, quienes lograron la detención de la mujer de nacionalidad paraguaya acusada del delito de facilitación a la prostitución internacional. Seis mujeres víctimas de esta situación fueron rescatadas por las autoridades chilenas.

La "caficha" mantenía a las víctimas en departamentos en la localidad de Copiapó. Allí las vigilaba a través de cámaras de seguridad y las obligaba a prestar servicios sexuales a los clientes impuestos por ella. "La imputada las controlaba con cámaras de vigilancia las 24 horas del día, las víctimas no podían elegir a sus clientes y no podían ni siquiera decidir qué servicios prestar. Todo era siempre administrado por la imputada quien era la que se llevaba las ganancias”, dijo Giordano Lanzarini, subprefecto en jefe de la citada brigada.

En total sería 30 las mujeres vinculadas a este ilícito, todas de nacionalidad paraguaya reportó el portal Publimetro de Chile, entre las que figuraban chicas cuyas edades oscilaban entre los 18 y 24 años a quienes trasladaba desde Ciudad del Este hacia la ciudad de Copiapó. Una vez allí las publicitaba en páginas de internet.

“Lo que hacía esta mujer inmediatamente una vez que arribaban sus víctimas a Chile, era publicarlas en páginas de scort, y las instalaba en diferentes departamentos de la ciudad para ser explotadas sexualmente”, indicó Lanzarini al citado portal chileno.

Si bien era ella quien pagaba los pasajes hacia Chile, eran las propias víctimas quienes debían pagar con sus servicios sexuales el costo del viaje, sumado gastos de estadía y comida. “Según los antecedentes con los que contamos operaba hace más de 7 años con el mismo modus operandi. Ayer, en las entradas y registros a los distintos domicilios en Copiapó, se logró rescatar a seis víctimas. La mujer detenida contaba con permanencia definitiva en nuestro país, sin embargo, las víctimas ingresaban como turistas, con un discurso aprendido, señalando que venían de turistas, situación que las vuelve muy vulnerables y susceptibles a ser víctimas del delito de trata de personas”, explicó Lanzarini.

Las rescatadas fueron incluidas en un protocolo para tratamiento de víctimas de explotación sexual. Las mismas serán repatriadas si así lo quieren o bien, tienen la posibilidad de solicitar un permiso especial para continuar viviendo en Chile.

Dejá tu comentario