Papo Morales quedó libre por orden de un juez

El hombre había sido grabado mientras amenazaba a un peón con un arma. El mismo estaba imputado por supuesta coacción grave, tentativa de homicidio y violación a la ley de armas.

El estanciero Gregorio Papo Morales, quien estaba recluido en el Penal de Villarrica, obtuvo su libertad, luego de que el juez César Acosta haya dicho que no hay elementos contundentes para presentar una acusación, pero tampoco para pedir el sobreseimiento definitivo.

Morales fue grabado agrediendo a hombre en un escampado, realizando disparos al costado de la oreja de Antonio Talavera y propinándole golpes; el video se difundió en enero pasado. Por este caso fue imputado por supuesta coacción grave, tentativa de homicidio y violación a la ley de armas.

Por su parte, la víctima había desistido de la querella adhesiva porque está satisfecho en sus pretensiones.

Dejá tu comentario