Mundo

Un nuevo golpe para los padres de Fernando Báez Sosa

Fernando Báez Sosa, hijo de paraguayos que migraron a Argentina, fue asesinado por un grupo de jugadores de rugby.

Al dolor de haber perdido a su hijo en manos de patoteros, a Graciela Sosa y Silvino Báez, se le suma el de tener que seguir esperando que inicie el juicio a los acusados de matar a Fernando Báez Sosa en enero de 2020, en Villa Gesell, Argentina.

El viernes a la mañana les comunicaron que el juicio empezará recién en enero de 2023, a tres años de que Fernando fue asesinado a golpes y patadas por rugbiers.

“Es mucho tiempo con todas las pruebas que tenemos, con lo que se vio. Mi hijo fue asesinado en el 2020 y tengo que esperar tres años para que esto se concrete. Espero que la fecha quedé ahí, que no se la mueva más porque necesitamos que esto se ponga serio”, reclamó Silvino en entrevista con TN.

La razón por la que se debe esperar tanto es que la Justicia argentina no tiene espacio en la agenda y el caso se pospuso 14 meses, según medios del vecino país.

Los padres de Fernando, oriundo de Carapeguá, Paraguay, tenían las esperanzas de que el juicio empezaría ya en el primer trimestre del próximo año.

“Los familiares de la víctima no tienen Justicia, tenés que estar peleando todo esto con dolor en el alma. En ese sentido, los asesinos tienen más privilegios”, lamentó el papá.

Día de la Madre sin Fernando

Mañana se celebra el Día de la Madre en Argentina y para Graciela será solo un día más de tristeza.

“No tenemos consuelo, el día a día se nos hace difícil. Hay días que no queremos seguir viviendo, esto ya no es vida para nosotros. Anoche le decía a Silvino que ya otro mes más sin Fernando. Va a ser muy fuerte para mí que no voy a poder recibir su abrazo por el Día de la Madre. Va a ser un día muy duro”, expresó la mamá.

Dejá tu comentario