Extra
Destacados

Mundo

Practicaron aborto a menor de 14 años y la beba sobrevivió

La menor fue víctima de abuso sexual, pero con el avanzado embarazo, los médicos no quisieron hacerle el procedimiento.

Una adolescente de 14 años, víctima de abuso sexual, llegó a la maternidad Percy Boland en Santa Cruz, la ciudad más poblada de Bolivia, para realizarse un aborto. El hecho ocurrió hace una semana, pero recién ayer martes, salió a la luz.

El delicado caso centró la atención del personal médico en dos momentos: antes del procedimiento, debido a que no es frecuente someter a esta práctica a una adolescente de tan avanzado periodo de gestación; y después del proceso médico, por algo más especial aún: la beba nació viva.

Según la primera evaluación médica “el desarrollo del embarazo era el adecuado”, aunque los familiares informaron a los médicos sobre el antecedente de violación. Con 26 semanas de gestación, la joven y su familia presentaron un documento para que se le practicara el aborto, pero los ginecólogos de cada turno alegaban “objeción de conciencia”. Así fue que el procedimiento se retrasó varios días.

Ante las negativas de los ginecólogos, la chica incluso intentó suicidarse.

En ese momento, las autoridades pusieron en jaque al director del hospital, Federico Urquizo. “Tuvimos que seguir leyendo las leyes, se nos dijo que ‘no puede haber objeción de conciencia del director del establecimiento de salud’. Así que, finalmente, firmé yo y el jefe de emergencias”, afirmó el médico al diario El Deber.

El doctor explicó que en ningún caso de interrupción se realiza cirugía, sino que a través de medicamentos se precede a efectuarlo. No obstante era la primera vez que se realizaba el procedimiento a un embarazo casi a término y se llevaron una inesperada sorpresa.

"Debido a que existía respaldo legal, se realizó la interrupción (del embarazo), pero el bebé nació vivo y está internado”, contó Urquizo.

La beba pesó 1,1 kilos y se encuentra en la sala de cuidados intensivos. Los médicos dicen que tiene "posibilidades de vida". La familia de la menor "no quiere ni puede hacerse cargo" de ella.

Dilema

El caso del aborto que se transformó en un parto prematuro, abrió un dilema en Bolivia entre la objeción de conciencia médica y los límites para este tipo de prácticas que la ley autoriza cuando ha existido una violación.

Urquizo lamentó que no existe una edad gestacional para interrumpir el embarazo cuando se está con estos problemas legales de violación, uno de los más grandes errores de la sentencia del Tribunal Constitucional de 2014, que norma este tipo de procedimientos.

Al inicio la menor no contó a nadie del abuso y tampoco habló de su embarazo, hasta que sus signos se hicieron evidentes hace algunas semanas.

Dejá tu comentario