Extra

Mundo

Papa Francisco: "Es argentino, indisciplinado y libre"

Niño autista, de 7 años, interrumpió esta mañana la audiencia general del pontífice, a quien su madre pidió que pudiera hablar.

La audiencia general de los miércoles del papa Francisco fue interrumpida por un niño que subió hasta donde estaba el pontífice y se puso a jugar con la lanza y la mano izquierda del guardia suizo que estaba a un costado.

El pequeño fue identificado como Wenzel Eluney (7), quien tiene autismo y no puede hablar aún.

La situación distrajo a todos y el público comenzó a aplaudir, según las imágenes publicadas en los medios internacionales.

Cuando el niño se acercó al Papa, una señora llegó corriendo, como para sacarlo del lugar, pero Francisco preguntó a la criatura: “¿Cómo te llamas?”. Entonces, la mujer respondió, con la voz entrecortada “Él no habla; que por favor pueda hablar; tiene autismo”.

Jorge Bergoglio le dijo; “Dejalo, si quiere jugar acá, dejalo”.

Ahí, el pontífice bromeó con el prefecto de la Casa Pontificia, el arzobispo Georg Gänswein, quien se sentaba a su lado.

“Es argentino, indisciplinado”, dijo Francisco con respecto al pequeño, quien vive en Italia, con su familia, desde hace tiempo.

“NOS PREDICÓ A TODOS”

Después, el Papa lanzó una enseñanza, a partir de la anécdota con el niño.

“Este chico, no puede hablar, es mudo, pero sabe comunicar, sabe expresarse. Y tiene una cosa que me hizo pensar: es libre, indisciplinadamente libre. Pero es libre y me hizo pensar a mí ¿Yo soy también libre, así, delante de Dios? Cuando Jesús dice que tenemos que hacernos como niños, nos dice que tener la libertad que tiene un niño delante de su padre. Creo que no predicó a todos este chico. Y pidamos la gracia de que pueda hablar”, expresó Francisco, arrancando más aplausos de la gente.

Embed

Dejá tu comentario