15 jun. 2024

Le hizo tesapo’ē al yacaré y salvó su vida

Un hombre fue atacado por un enorme yacaré mientras estaba pescando en el mar, afortunadamente logró zafar, pero quedó con varios huesos fracturados.

que-comen-los-cocodrilos-marinos (1).jpg

El hombre quedó con varias heridas y fracturas en los huesos, tras el ataque del yacare.

Foto: Ilustración

Un hombre escapó del brutal ataque de un yacaré de agua salada al clavar sus dedos en los ojos del animal, de unos 4,5 metros, cuando fue sorprendido mientras practicaba pesca submarina en el noroeste de Australia.

El ataque sucedió alrededor del mediodía del sábado cuando la víctima se encontraba en el agua, junto a un grupo de otras seis personas, en una zona rocosa de Archer Point, cerca del extremo norte del estado de Queensland, informaron los servicios de rescate en un comunicado.

La víctima, que según los medios australianos tiene 44 años, sobrevivió al ataque del reptil a pesar de recibir tres mordeduras y de que el animal lo arrastrara hasta el fondo del mar.

El pescador, que erró al disparar un arpón para ahuyentar al animal, clavó sus dedos “en múltiples ocasiones” en los ojos del cocodrilo para escapar de sus fauces, nadar hacia la orilla y subir a una rocas, según el comunicado de Queensland Ambulance.

Las personas que le acompañaban trataron de emergencia las heridas a la espera de la llegada en helicóptero de los servicios de emergencia, que a posterior trasladaron al hombre a un hospital de la ciudad de Cairns, a 120 kilómetros al sur del lugar del ataque.

“Es extremadamente afortunado, no muchas personas viven para contar una historia así“, señaló Valerie Noble, paramédico de los servicios de emergencia.

La víctima terminó con varias heridas por las mordeduras y la fractura de varios huesos, precisó Queensland Ambulance. EFE