17 jul. 2024

España: dos paraguayos saqueaban cementerios

Suman como dos mil familias afectadas por los robos.

MASTER-MUNDO A~358615_54059105.jpg

Las familias de varias ciudades de España fueron afectadas por los saqueadores de tumbas. Las cruces desaparecían.

ABC.es

El robo en los cementerios es un hecho casi común en el país, pero no así en Europa.

En España montaron un operativo para atrapar a una banda de saqueadores de cementerios, entre el sábado y ayer.

Lograron atrapar a seis hombres relacionados con el robo de crucifijos en casi una veintena de cementerios de la provincia de Toledo, España.

Son cuatro rumanos y dos paraguayos, con edades entre 19 y 38 años, informó ABC.es.

Esta ola de robos, que se intensificó a partir del 23 de mayo, ha creado una alarma social e indignación popular.

El número de personas damnificadas por estos delitos menores ronda las 2.000, según la Guardia Civil, ya que en cada golpe los ladrones se llevaban de media 80 piezas, especialmente crucifijos.

El operativo para dar con los saqueadores de tumbas fue bautizado como Pasmulo.

Uno de los últimos robos se produjo en el cementerio de Noblejas en la madrugada del pasado martes, 25 de junio.

El Ayuntamiento denunció el robo de hasta 85 crucifijos de bronce. La operación también ha permitido intervenir diversa documentación relacionada con las compras y ventas del material robado, además de una trituradora con restos pequeños de crucifijos y dinero en efectivo por valor de 17.440 euros.

Eran vendidos en el mercado negro, afirman

Esta aleación está compuesta por una parte de cobre, un material cuyo precio de mercado oscila entre los 10 y 12 euros por kilogramo (cerca de G. 100 mil) en la actualidad cuando se trata de piezas nuevas y en torno a los 7 euros en el caso de la chatarra.

La fundición de los elementos sustraídos de los cementerios, para la obtención del cobre, eran colocados para su venta en el mercado negro.