18 jul. 2024

Barcelona: Rocían agua a turistas por causar “expulsión de pobladores”

Miles de personas se manifestaron para exigir límites al turismo masivo.

protesta.jpeg

Manifestantes rociando agua a los turistas que disfrutaban de un café.

Un importante grupo de manifestantes acudió frente a restaurantes y cafés más visitados por turistas y les rociaron agua con pistolitas y arrojaron objetos. ¡Váyanse a casa!, gritaban los pobladores.

Varios videos se hicieron virales en las redes sociales y condenaron el actuar de los españoles.

Turistas corrieron de los manfiestantes. Fuente: El Cronista.

¿Por qué protestan?

Miles de personas se manifestaron el fin de semana en Barcelona para exigir límites al turismo masivo, que encarece la vivienda en esta ciudad que es uno de los principales destinos turísticos de España.

Unas 2.800 personas, según la Guardia Urbana o Policía local, participaron en la marcha para denunciar que la masificación impacta de manera negativa en los vecinos de la ciudad al elevar los precios de la vivienda y provocar la expulsión de sus barrios.

Además del problema de la vivienda, los convocantes alertaron de que el modelo productivo basado en el turismo también daña el medio ambiente, al generar más contaminación, y empeora la emergencia climática.

Ante esta situación, demandaron un “plan de decrecimiento turístico” que reduzca el peso económico de esta actividad en la ciudad, acompañado de otro de diversificación de la economía.

Las autoridades condenan protesta

El Ayuntamiento de Barcelona condenó este lunes las molestias que algunos manifestantes causaron a turistas el sábado pasado durante una protesta contra los turistas.

“Protestar contra el turismo masivo debe ser compatible con el respeto hacia las personas que visitan Barcelona”, dijo Jordi Valls, teniente de alcalde de Economía, Hacienda, Promoción Económica y Turismo

El Ayuntamiento de Barcelona condenó este lunes las molestias que algunos manifestantes causaron a turistas el sábado pasado durante una protesta contra los turistas. EFE