COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 7200
G 7300
PESO AR
G 17
G 22
REAL
G 1400
G 1470
PESO UY
G 180
G 250
EURO
G 7400
G 7900
YEN
G 35
G 60
clima
25.6º C

Hasta la chura subió de precio y hay quejas

El pescado es uno de los pocos rubros que bajaron de precio. Después, el pollo y la carne de cerdo también despegaron.

Los chureros y carniceros ajustaron los precios en sus mostradores y esto causó la queja de las amas de casa, por sobre todo.

“Protesta la gente. Nadie quiere pagar porque con esta situación que estamos nadie tiene dinero”, dijo la vendedora de menudencias, Lina Ferreira.

Dijo que está carísima la chura. Por ejemplo, el hígado subió a G. 18.000 el kilo siendo que antes estaba a G. 10.000.

Indicó que el corte más barato es el riñón que está a G. 5.000 por unidad aunque este no cambió de precio.

“Ni en la pandemia no sentimos como estamos sintiendo ahora”, comentó en entrevista a EXTRA.

Sostuvo que no están recibiendo la mercadería lo suficiente porque los animales en las ferias están muy caros.

“Por eso no están faenando y lo que nos está afectando también es el contrabando de menudencias y carne”, refirió.

En este sentido, el carnicero Óscar Velilla de la zona del Mercado 4 observó que a pesar de que la carne vacuna está más cara, la venta sigue igual.

“No hay luego mucha carne por el tema de la sequía, pero el que compraba un kilo sigue comprando un kilo”, afirmó.

Aclaró que la queja es algo que escucha todos los días. “‘A la pucha, es muy caro. No vamos más a comprar’, nos dicen”, refirió.

La carnaza de segunda que estaba a G. 22.000 está a G. 30.000 y la carnaza negra pasó de G. 32.000 a G. 40.000.

“Brasil y Argentina están con problemas, por eso se está demandando la carne paraguaya. Todos los años hay meses en que sube y baja. Esperamos que suba hasta ahí, que no suba más porque la gente no va a ir a pagar algo que no puede. Estamos cerca de nuestro techo”, mencionó a su vez Daniel Burt, Gerente de la Cámara Paraguaya de Carnes.

Ni el chancho se salva

La carne de cerdo está G. 4.000 más cara en todos los cortes, destacó Carlos Patiño de un canal de ventas del frigorífico Upisa.

“Subió el corte de cerdo en pie, igual que el maíz y el afrecho que son los comestibles del cerdo. La seca tuvo que ver bastante”, dijo.

En cuanto al pollo, un par de pechugas frescas que se compraban por cerca de G. 20.000 ahora cuestan casi G. 30.000.

Lo que sí bajó fue el precio del pescado porque se acerca octubre que es el mes en el que rematan antes de la veda de noviembre, explicó Atanasia Galeano.

El surubí que estaba a G. 55.000 bajó a G. 40.000 el kilo, igual que el dorado.

Dejá tu comentario