17 jul. 2024

Harán recorrer las reliquias de Chiquitunga por todo el país

El cardenal Adalberto Martínez consiguió el permiso para las peregrinaciones.

reliquia-chiquitunga (2).jpg

Las urnas fueron diseñadas por las hermanas carmelitas y una arquitecta.

arzobispado.org

Las reliquias de la beata paraguaya María Felicia Guggiari Echeverría, conocida como María Felicia de Jesús Sacramentado “Chiquitunga”, ya pueden peregrinar por todo el país.

Durante su visita a Roma para la toma de posesión de su título de cardenal, Adalberto Martínez Flores habló con monseñor Bogustaw Turek, de la Congregación para las Causas de los Santos, y pidió el permiso correspondiente.

“Obtuvimos la buena noticia de que la urna con las Reliquias puede ser peregrina. Así, las Reliquias de nuestra Beata ya pueden recorrer todos los rincones del Paraguay”, refirió el arzobispo de Asunción.

Embed

Se habían preparado dos urnas. Una contiene los restos de la beata y quedó en el oratorio de las Carmelitas Descalzas de Asunción, para la veneración de los fieles.

La otra se hizo pensando en las peregrinaciones, “tratando de cumplir el deseo de Chiquitunga de transitar los rincones más apartados del Paraguay, tal como lo expresaba en una carta”, informó el Arzobispado de Asunción.

El diseño de las urnas estuvo a cargo de las Carmelitas Descalzas de Asunción con la ayuda de la arquitecta María José Chamorro. Están inspiradas en los claustros del monasterio y cada arco muestra una escena de la vida de Chiquitunga adornada con sus característicos jazmines.

El proceso de beatificación se inició en 1997, fue declarada “venerable” en 2010 por el papa Benedicto XVI y luego beata, el 23 de junio del 2018.

La Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) la declaró patrona de los jóvenes.

¿Qué es una reliquia?

Tradicionalmente, la Iglesia Católica considera reliquias al cuerpo de los santos y beatos, o partes o cenizas de los mismos, incluso objetos que estuvieron en contacto directo con ellos en vida.

“En cualquier modo, deben ser conservadas y honradas con espíritu religioso, evitando cualquier forma de superstición y de comercialización”, señala el portal Vatican.va.