Festividad de Caacupé: No habrá confesiones y solo hasta 50 fieles podrán entrar por vez

El uso de la tecnología marcará la mayor fiesta mariana del país. Los promeseros tendrán códigos.

Planes A y B se barajan sobre el lugar donde se va a realizar la misa del 8 en la puesta en marcha del protocolo sanitario que regirá en las fiesta de la Virgen de Caacupé. A las 15:00 se reunirán representantes del obispado, Salud, la comuna, la Gobernación y responsables sanitarios de la zona.

Sin embargo, muchos puntos giran en torno al mismo; entre ellos, algunos bastante llamativos: como la eliminación al máximo de los vendedores ambulantes y la utilización del código QR.

“Va a tener algo de tecnológico también. La gente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo está colaborando. Circuitos, códigos QR para entrar a los locales, va a estar interesante”, puntualizó Guillermo Sequera, director de Vigilancia de la Salud en contacto con Monumental.

El padre José Benítez, rector de la Basílica, comentó que la idea es liberar todo el alrededor de la misma al menos dos o tres cuadras a la redonda.

“De todo vehículo, vendedores, completo. A fin de tener distanciamiento, ese es el desafío. Como se hizo cuando vino el papa”, refirió.

Mencionó que la base del proyecto es mantener la fiesta mariana en los días 7 y 8 de diciembre, pero con ciertas limitaciones.

“Vamos a tener que avisar a los fieles que no va a haber confesiones masivas como años anteriores y tampoco probablemente tengamos las misas de cada hora, pero eso vamos a ir discutiendo”, detalló. Dijo además que hasta 50 fieles podrán ingresar de forma fluida.

Los organizadores señalaron que tampoco podrán acampar ni estar más de una hora en un mismo sitio. Los que ingresen a la zona, pasarán por los filtros sanitarios donde se les tomará la temperatura y signos vitales, al completar una ficha. Personas vulnerables al coronavirus no tendrán que acudir, como tampoco bebés, niños y los abues.

Filtros sanitarios:

  • Kuruzu Peregrino, en el km 48 para los que vienen de Asunción y sus alrededores.
  • En el desvío de Piribebuy, para el Este y el Norte del país.
  • Pirayú, para los que llegarán de Paraguarí y Cordillera.

Buscarán no mover la misa central

Benítez comentó que hay dos planes: el A, de hacer en la explanada como todos los años y el B que implicaría trasladar la misa a dos opciones de lugar, en caso de no poder contener a los peregrinos. “Tener la misa en un lugar más espacioso, aireado. Uno es en el kilómetro 63 en el distrito de Piribebuy lo cual no le gusta a los caacupeños y el otro, es propuesta del intendente, hacer en un local del kilómetro 48”, refirió el sacerdote.

Primer domingo

De noviembre se pondrá en marcha el plan de forma experimental como ensayo para afinar detalles hasta llegar a las fiestas con el mejor protocolo posible, explicó el sacerdote.

Dejá tu comentario