Fama

Un póra se le manifestó de madrugada a Martini

El periodista siente que alguien le está observando cómo se abría sola la puerta de su biblioteca, relató Carlos.

¡Ñandejára! Carlos Martini mencionó en sus redes sociales que el viernes a la medianoche un ser del más allá vino a inquietarle durante la madrugada cuando se encontraba trabajando en su biblioteca.

“De repente, la puerta que ven se abrió sola. Faltaban unos minutos para la medianoche serían las 23:50. Es como si un misterioso viento entrara a la biblioteca y la puerta se quedó en la posición que ven”, dijo publicando esa parte de su casa.

En comunicación con EXTRA, el comunicador señaló que en ningún momento tuvo miedo porque no es de esas personas que cree en seres del más allá que vienen a quebrantar a los que están con vida. “Yo no soy creyente, no creo en fantasmas; pero no encuentro explicación a estos fenómenos. Quiero creer que son espíritus juguetones. Les hablo. Y les pido que me dejen trabajar. No deben ser malos porque mi amigo caniche Tommy no reacciona”, mencionó.

14a20201122-014,ph01_16385_23665384.jpg
Mostró la puerta de la biblioteca que se abría sola.
Mostró la puerta de la biblioteca que se abría sola.

Varias ocasiones

Pero Martini agregó que no es la primera vez que le pasa algo similar, especialmente con los libros que tiene en su estante. Un dato importante es que este fenómeno sobrenatural ocurre siempre a la misma hora, como si un portal espiritual se abriera en esa parte de su residencia.

“Desde este año se volvieron más frecuentes en mi biblioteca alrededor de la medianoche ciertos hechos curiosos. Por ejemplo, libros que se mueven, otros que se caen de las estanterías. Lo de anoche fue nuevo porque en esta ocasión, la puerta de la biblioteca se abrió sola y yo sentí una presencia dentro de la misma”, señaló.

¿Le observa?

Él no cree que se trata de algo para alarmarse, aunque sigue buscando una explicación a estos hechos, siente que por las noches cuando está trabajando alguien lo acompaña y le controla mientras escribe o lee un libro. El periodista hasta conversa con estas manifestaciones

“En general, cuando se producen estos hechos siempre siento que alguien o algo está en la biblioteca conmigo. Les llamo fantasmas juguetones. Solo les pido que me dejen trabajar”, contó.

Dejá tu comentario