25 may. 2024

Luis Enrique tenía condena ra’e y puede terminar en Tacumbú

Su exlapa politiquera le denunció por no pasar para la leche, salen a luz los kuatia ky’a del relator. Jueza he’i que seguirá en el calabozo hasta que lo llamen a declarar. El autor de la frase “grítelo” no zafó de los memes.

f1.jpeg

El periodista Luis Enrique Pérez ya tenía una condena de 2 años de cárcel por no pasar para la leche y le dieron la oportunidad de ponerse al día, al no cumplir fue arrestado.

Hendy con Luis Enrique Pérez, quien fue arrestado por incumplimiento del deber alimenticio, el relator fue detenido por los agentes de la Comisaría Octava de Asunción a la salida de su trabajo.

La jueza Rossana Rojas, explicó a EXTRA que el relator ya tenía ra’e una condena del año 2020 por no pasar para la leche.

“El señor Luis Enrique Pérez fue condenado a la pena privativa de libertad de 2 años con suspensión a prueba de la ejecución de la condena”, detalló la magistrada.

Pero como no estuvo cumpliendo con las medidas que le dieron para zafar de la cárcel, se dictó su orden de captura y ahora podría ir a parar a Tacumbú.

“Una de las reglas de conducta, el pago de las cuotas atrasadas en el plazo de dos años, la cual fue incumplida en reiteradas ocasiones y estando próxima a vencer la causa el Juzgado de Ejecución Revocó la Suspensión a prueba de la Ejecución de la Condena y posterior orden de captura”, señaló.

f2.jpeg

¿Qué pasará?

Rojas dijo que por el momento el periodista seguirá en el calabozo de la comisaría, hasta que le llamen a declarar. “El juzgado no fijó ninguna audiencia aún”, afirmó.

La jueza no quiso revelar cuánto sería el monto que adeuda el relator de fútbol, ni quiso adelantar cuál será su destino. Mientras tanto, sus compañeros de radio no lo mencionaron en el programa de ayer.

El creador de “grítelo, grítelo, grítelo”, no se salvó de los memes que inundaron las redes sociales, haciendo chistes sobre su arresto.

Una poguasu

La que presentó la denuncia contra de Pérez fue su exlapa, Belinda Gómez Cattebeke, excónsul de Paraguay en Clorinda, hija del conocido caudillo colorado de Villa Hayes Octavio Manuel Gómez, quien ndaje le dio una mano a Luis para que pudiera llegar a la intendencia de Teniente Manuel Irala Fernández, de donde lo rajaron por supuesto desvío de fondos en 2009. Actualmente, está casado con Magdalena Guillén.

Otros líos judiciales

  • En 2007 fue investigado por la tenencia de un automóvil robado marca Mercedes-Benz, tipo ML 320.
  • En 2009 salió mal de la intendencia del municipio de Tte. Irala Fernández, Pérez fue acusado del supuesto desvío de G. 2.500 millones y la Fiscalía incluso pidió a su prisión preventiva. Tuvo que pagar una fianza real de G. 200 millones para zafar de ir a Tacumbú, por lo que fue apartado de su cargo.
  • En 2010 con resolución en mano, llegó hasta la Municipalidad de Tte. Irala Fernández acompañado de 30 policías, cascos azules y patrulleras e intentó asumir nuevamente la intendencia de manera prepotente, pero no se lo permitieron.
  • La intendenta de ese momento, Blásida Felicita Saucedo de Núñez, declaró que una auditoría a la gestión de Pérez reveló que tenía gastos por G. 5000 millones que no tenían respaldo ni documentación.

En 2017 la concesionaria Perfecta Automoteres lo llevó a juicio y su camioneta fue llevada a remate por deuda millonaria.

f3.jpg

Michelin Ortíz y Luis Enrique Pérez fueron compañeros de trabajo.

Polémicas

Además de líos judiciales, Luis Enrique Pérez tuvo varios roces, uno de ellos con el locutor Michelín Ortíz, quien se negó a presentarlo como “El número 1” y comenzó una discusión, posteriormente recibió una sanción por parte del director de la 780 AM, entonces decidió renunciar. “Para mí, él no es el número 1”, lanzó en ese momento Michelín.

También tuvo su cruce con el exdirector de la PMT, Juan Villalba, el relator lo cuestionó por los alardes que hacía en redes sobre su trabajo. “Hacé nomás tu trabajo sin pasarte la raya y creerte superior a los contribuyentes”, cuestionó. Villalba se le lanzó con todo a Pérez y lo trató de chupa medias. “Ni Nenecho, ni Harrison, ni Ale Domínguez, ni ningún otro te van a salvar. Cuidate que señor ñembo locutor número 1, aguante Michelín”, le retrucó.