17 jun. 2024

Gabi Wolscham cree que Laurys Dyva fue a pasar pelada en bar chuchi

La rubai opinó sobre la polémica de la mortadela, dijo que las quejas son de los que no tienen “gustos finos”. La Modelo Pynandi afirmó que seguirá yendo a sitios lujosos y pidió a criticones bajarse de su “arasa mata”.

image - 2023-02-19T124102.708.jpg

Laurys Dyva contó que a pesar del escándalo que hubo tras su queja por el supuesto mal servicio que recibió, el bar chuchi ni el chef le pidieron disculpas.

Tan grande fue el lío por la “mortadela de oro” que le sirvieron a Laurys Dyva en un conocido restaurante chuchi de Asunción que hasta Gabi Wolscham ya metió su cuchara.

“Es bueno fijarse antes de ir o pedir lo que se va a consumir para no pasar vergüenza y hablar sin tener conocimiento. Yo pago sin problema lo que vale si voy a disfrutar la comida”, comentó la cuerona en contacto con EXTRA.

La rubia señaló que ya visitó un montón de restaurantes chuchis y que es normal que sirvan platos parecidos al que le dieron a Laurys y que tengan un alto precio.

“Si no tenés ni conocimiento de nada, es difícil, la mayoría de los locales gastronómicos ofrecen su menú previo para los eventos y está en cada uno elegir o no porque son menús de varios pasos”, contó la rubia.

La cuerona destacó que los que no son “de buen comer” no van a entender sobre las comidas que sirven en los bares chuchis.

Pagó poco

La cuerona alegó que incluso Laurys pagó muy poco por su comida, en comparación a otros restaurantes.

“Si vamos al caso en hoteles con chef de renombre como Rodolfo Angenscheidt que es reconocido y excelente chef, el costo por persona era el doble de lo que se pagó y ellos deciden el menú”, indicó.

Wolscham dijo que hasta los cortes más populachos de carne en un bar chuchi puede ser gourmet y carísimo. Según la rubia, los escándalos como el de Laurys son los que obligan a los bares chuchi a ser tan selectivos.

Respondió a críticas

Laurys respondió a los famosos que le trataron de “ignorante” por quejarse del plato chuchi.

“Acá si uno tiene para irse al lugar que quiera, puede ir porque ninguno de nosotros tiene sangre azul, todos somos iguales, esos que se creen de la alta sociedad, que se bajen de su arasa mata”, tiroteó la cuerona en charla con EXTRA.

La rubia comentó que seguirá yendo a restaurantes lujosos, así como a bares populachos. “En todas clases de lugares che aha, todo terreno che”, señaló la modelo.

Sigue molesta

La Pynandi contó a que ni los representantes del restaurante chuchi ni el chef que le llamó “campesina” se comunicaron con ella para pedirle disculpas.

“Una persona tiene que estar preparada económicamente para asistir a ese tipo de lugares y el personal también tiene que estar capacitado para responder adecuadamente a un cliente cuando de repente no sabe qué contiene el menú”, alegó la cuerona.

Le defendió

Mili Brítez salió a defender a Laurys de los ataques de los ñañalos. “Quien sabe más, tiene la obligación moral de enseñar. No existe nada más vil y aborrecible que burlarse de la ignorancia o desconocimiento de otra persona”, indicó.