Fama

A sus 60 años Graciela es acosada por péndex

Muchachitos le escriben en el privado del Facebook. La jueza de Calle 7 jamás sería una sevo'i, dejó en claro.

“Me tenés loquito”, así le escriben los jovencitos a la recordada jueza de Calle 7, Graciela Stumpfs, quien a sus 60 años de edad no ve ni una sola posibilidad de ser una asaltacunas.

La fisiculturista habló con EXTRA y contó que está sorprendida con los piropos que le envían en el privado de las redes sociales.

“Nunca me van a ver farreando, menos con un vaso de cerveza en la mano para decir que yo les doy un motivo a los pendejos, están errados. Me escriben, me dicen ‘hola, hermosa. Sos un avión’, entro a su perfil y son mitã’i de 17 a 19 años y están así llamando la atención por meses. Otros me dicen que solo quieren una noche conmigo y me cansaron”, puntualizó.

Por este motivo la entrenadora decidió hacer una advertencia a los que se quieren pasar de listo con ella porque serán directamente bloquedos.

“Yo tengo nietos de esa edad y esta situación me tiene harta. Mi nieto mayor va a cumplir 22 años, ¿me entendés? Esto me pudre porque yo no doy motivos para que me quieran levantar”, expresó.

Hasta viajes

Los muchachines no se dan por vencidos y para algunos les puede resultar gracioso, pero para Graciela es una situación desagradable.

“Uno de ellos salió a decir que con tal de estar conmigo me iba a llevar de viaje a Grecia y por eso realicé ese aviso en el Facebook porque no quiero nada con un jovencito. Eso nunca va a pasar”, advirtió.

EN DESACUERDO

Al ser consultada acerca de la llamativa boda entre Eleuteria Benítez, que tiene 70 años, y su pareja Ronin Villalba (31 años), en Horqueta, ella lanzó el grito al cielo alegando que es muy ridículo.

“Opino que es un error. Totalmente errado. Si tuviera la señora 80 y él 40, sabemos que en 10 años más ella tendrá 90 y él 50, cuando que el hombre a esa edad ya busca otra cosa y la mujer ya está en el ocaso sexual. Convengamos que no tiene un físico sexy, y un hombre piensa más con la cabeza de abajo. Tal vez haya interés material, pero no amor”, dijo.

Dejá tu comentario